Cómo se puede renunciar a parte de una herencia

Aunque resulte un tema difícil de comprender, la verdad es que renunciar a parte de una herencia en España sí es posible y nosotros te vamos a explicar los pasos que deberás seguir para lograr el objetivo con éxito. No importa la razón por la que deseas renunciar a parte de una herencia, la buena noticia es que podrás hacerlo si así lo deseas.

RENUNCIAR A PARTE DE UNA HERENCIA

Se ha escuchado hablar acerca de los muchos conflictos y problemas que pueden desatar las herencias. Lo más aconsejable en esos casos para evitar mayores enfrentamientos es renunciar a la herencia, aunque sea difícil de asimilar. Debes saber que puedes renunciar a parte de una herencia cuando quieras, y aquí te contamos todo lo que necesitarás hacer.

¿Qué hacer para renunciar legalmente a una herencia?

Renunciar a parte de una herencia que ha sido previamente asignada es algo que se puede hacer siempre y cuando se cumpla con ciertos requisitos y parámetros legales. Pero antes de explicarte el paso a paso de cómo desistir de este tipo de beneficios, queremos dejar algunos puntos bien claros.

Para poder renunciar legalmente a una herencia en el territorio español es indispensable que exista un testador que haya fallecido, de lo contrario será imposible proceder a este tipo de trámites. Se le conoce como testador a la persona que ha decidido otorgar su patrimonio, mientras que herencia se refiere al patrimonio a entregar.

Otro término importante a tener en cuenta para este artículo es “herederos”. Cuando se habla de la palabra herederos nos estamos refiriendo directamente a las personas que reciben la herencia que ha sido otorgada por el testador. Son los herederos quienes tienen la libertad de renunciar a su herencia, si así lo desean.

Recibir una herencia no es más que recibir y administras los bienes que han sido otorgados por parte del testador, sin embargo cuando se quiere renunciar a parte de una herencia entregada es importante seguir una serie de pasos para lograr con éxito la meta.

Más allá de las razones por las cuales usted quiera renunciar a parte de una herencia, lo más importante en estos casos es hacer del conocimiento público nuestra decisión de renunciar a dicho compromiso. La persona que quiera renunciar a su herencia lo debe dejar en manifiesto a través de un escrito.

En este escrito el heredero debe expresar los motivos por los cuales desea renunciar a la herencia otorgada por el testador. Es obligatorio que esta manifestación se realice ante un notario público.

¿Se puede hacer renuncia parcial de herencia?

Al momento de renunciar a una herencia otorgada en el territorio español es importante tener en cuenta que no se puede renunciar parcialmente a un beneficio. Si usted va a renunciar a una herencia debe hacerlo de forma completa y total.

RENUNCIAR A PARTE DE UNA HERENCIA

No existe forma alguna de poder renunciar parcialmente a una herencia. En estos casos la persona renuncia o no renuncia, así de sencillo. Hay herederos que creen que pueden renunciar a ciertas propiedades heredadas y a otras no, sin embargo eso no es posible según la legislación actual española.

Cuando se habla de una renuncia parcial se está haciendo referencia precisamente a este tipo de escenarios, sin embargo no es posible renunciar únicamente a una parte de los beneficios heredados.

La ley en España es bastante clara y en ella no existe posibilidad alguna de proceder a una renuncia parcial de una herencia. De acuerdo a la normativa vigente, los ciudadanos que decidan renunciar a su herencia deberán hacerlo de forma completa y total. Bajo ninguna condición se acepta el término de “renuncia parcial”.

Antes de tomar la decisión de renunciar a una herencia es importante que tengas en cuenta que lo harás de forma definitiva e irrevocable. Después de tomada la decisión, no habrá marcha atrás.

Luego de que un heredero ha hecho pública su decisión de renunciar a una herencia no existe posibilidad alguna de regresar al pasado, es decir no podrás reconsiderar la decisión ya tomada. Al renunciar a tu herencia perderás todos los beneficios que habías recibido y no necesariamente una sola parte de la herencia.

También vale la pena dejar algo bastante claro y es que al momento de hacer la renuncia de la herencia no pueden establecerse ningún tipo de condiciones. Se trata de una decisión espontánea, irrevocable y definitiva.

¿Quiénes de los herederos pueden renunciar a la herencia?

Ahora que conocemos la posibilidad de renunciar a una herencia previamente otorgada por un testador es necesario tener en cuenta quiénes de los herederos pueden acceder a este tipo de decisiones. Recordemos que los herederos pueden estar conformados por dos grupos de personas:

RENUNCIAR A PARTE DE UNA HERENCIA

  • Herederos directos: Son aquellas personas que reciben alguna herencia por vínculo familiar y de consanguinidad. Aquí se incluyen por ejemplo a esposa (o) e hijos.
  • Legetarios: Estos son los que reciben alguna herencia por parte del testador sin necesidad de tener vínculos familiares o consanguinidad.

¿Qué ocurre en aquellos casos en los que el testador, los herederos y los legatarios fallecen de forma simultánea? La ley aclara que en estos escenarios los herederos serán reemplazados por sustitutos.

También puede suceder que una persona muerte sin dejar testamento alguno. A este tipo de casos se le conoce como abintestato. Aquí la última palabra la tendrá el Estado español, quién por medio de sus organismos correspondientes tomará la decisión de quién o quiénes heredarán dicha herencia sin testamento.

Todas las personas que han recibido una herencia están en la libertad de renunciar a ella si así lo deciden. Este procedimiento debe hacerse bajo los parámetros anteriormente descritos, y por ningún motivo podrá revertir su decisión una vez tomada. Tampoco podrá ser una renuncia parcial, sino la totalidad de la misma.

En aquellos casos en los que los herederos directos o legatarios serán personas menores de edad o con alguna discapacidad física también podrán optar por la renuncia de su herencia, sin embargo el proceso debe hacerse con la intervención de los organismos competentes. También aplica para las asociaciones o fundaciones que han recibido herencia.

En el caso de los menores de edad

Cuando el heredero que quiere renunciar a su herencia es un menor de edad se debe seguir una serie de pasos y normas establecidas. Por lo general, después de un fallecimiento existe la figura de tutores para los menores de edad.

Casi siempre son estos tutores quienes se encargan de tomar la decisión por el menor de edad, es decir ellos deciden si se va a renunciar o no a la herencia que ha sido otorgada. Es obligatorio que haya una orden judicial para poder asumir este tipo de decisiones.

En el caso de personas con discapacidad

En este caso el procedimiento es prácticamente el mismo. Aquellas personas con discapacidad que hayan recibido una herencia también podrán optar por la opción de renunciar a ella. Sin embargo la decisión la debe tomar un tutor legal, en caso de que exista tal figura.

RENUNCIAR A PARTE DE UNA HERENCIA

El tutor legal es quien decide en todo caso si la persona con discapacidad en cuestión acepta o renuncia al beneficio de la herencia. También se necesita de una orden judicial para tomar tal decisión.

En el caso de fundaciones y/o asociaciones

Las fundaciones y/o asociaciones también pueden recibir el beneficio de la herencia por parte de algún testador, y por lo tanto pueden decidir si aceptar o renunciar a ella. En aquellos casos en los que deseen renunciar a una herencia deberán tener la autorización judicial, presentada ante el Ministerio Fiscal.

En el caso de la Administración Pública

Aquí solo se podrá realizar la renuncia a la herencia bajo consentimiento del Gobierno español.

Contextos en que se puede producir la renuncia a la herencia

Una herencia puede ser otorgada bajo dos escenarios completamente diferentes. La forma más común y frecuente por la que se entregan las herencias es por medio de un testamento. En este documento se especifica quiénes son los herederos y qué tipo de herencia reciben.

Sin embargo también se puede dar el caso de que una herencia sea entregada sin testamento alguno. Muchas veces el testador fallece sin dejar testamento, y en esos casos se deben cumplir con una serie de requisitos y procedimientos establecidos por la ley.

Renuncia ante una herencia establecida en el testamento

El testador, al momento de realizar el testamento, tiene la potestad de dejar todo muy bien aclarado en cuanto a cómo será el proceso de entrega de su herencia. En algunos casos esta persona considera el escenario de que sus herederos mueran primero que él, y en esos casos procede a nombrar sustitutos.

También puede considerar la posibilidad de producirse renuncias a la herencia dejada. En esos casos lo más probable es que haya tomado las previsiones y nombrado a sustitutos.

Pero también puede suceder que en el testamento el testador no haya dejado las cosas muy claras, es decir que no haya designado sustitutos. En estos casos la herencia funcionará como si el testador no hubiese dejado testamento.

Renuncia a una herencia sin testamento

Puede ocurrir que un ciudadano muera sin dejar testamento alguno. A este tipo de casos se le conoce como abintestato. Cuando una persona fallece sin dejar por escrito quiénes serán sus herederos, el patrimonio en cuestión corresponde a los herederos directos, es decir hijos o esposa (o).

En caso de que uno de ellos decida renunciar a su herencia, también lo hace por su descendencia. Esto quiere decir que al momento de tomar la decisión de renunciar a su herencia, también está quitando la posibilidad a que sus hijos, nietos y bisnietos tengan la opción de heredar.

Es importante aclarar que en este caso en específico la legislación no establece la sustitución. En resumidas cuentas, cuando un heredero renuncia a su parte de la herencia, no perjudica a otros herederos del mismo grado. Su herencia se les entregará a otros herederos directos.

¿Cuál es el mejor momento para renunciar a la herencia?

Para poder renunciar a una herencia lo primero que debe suceder es que el testador haya fallecido, de lo contrario no se podrá recurrir a esta posibilidad. Lo más aconsejable en términos de tiempo es que se realice antes de que se venza el plazo normal establecido para el pago de Impuestos de Sucesiones y Donaciones.

Todo va a depender de cada Comunidad Autónoma. No existe un plazo de tiempo específico para el pago de Impuestos de Sucesiones y Donaciones, aunque por lo general son seis meses continuos desde el mismo momento en el que fallece el testador.

Si durante el lapso de treinta días de declararse la herencia no se expresa voluntariamente ante un Notario Público la decisión de repudiar la herencia, se dará por sentado que se aceptó y por ende se aplicará el impuesto de sucesiones.

¿Puede afectar la renuncia a la herencia al viudo (a)?

La respuesta es no. En aquellos casos en los que los hijos decidan renunciar a su herencia, esta decisión no perjudica de ninguna manera al viudo sobreviviente. Esta persona continuará teniendo derecho legal sobre un tercio de la herencia y tendrá la opción de reclamar su parte así los hijos hayan decidido renunciar al patrimonio.

Consejos

Para evitar este tipo de irregularidades y problemas relacionados con la herencia es importante tomar algunas recomendaciones, entre ellas:

  • Para aliviar los trámites administrativos después de un fallecimiento las recomendaciones son las siguientes:
  • Haga su testamento. No deje de testar. Evite acarrear trámites burocráticos a sus familiares.
  • Tome en consideración los herederos directos. Piense en la posibilidad de que algún heredero fallezca y quién sería su sustituto.
  • Piense en la posibilidad de que algún heredero renuncie a su herencia y deje claro en ese caso a quién le delegaría su patrimonio bajo estas circunstancias.

Los siguientes artículos podrían interesarte: 


ParadaCreativa Web
Descubrir Online Web*
IK4 Web
Seguidores Web
MiBBMeMima Web
Minimanual Web
Un Como Hacer Web
Tarabu Web
Ejemplos NXt Web
GamingZeta Web
LavaMagazine Web
TipoRelax Web
Trucoteca Web
Nosbi Web
ZonaHeroes Web
TipoRelax Web