Recurso de suplicación: ¿Quién lo regula?

A lo largo de este artículo, te diremos todo acerca del recurso de suplicación. Su significado, quién lo regula, sus objetivos y otros detalles que te serán útiles a la hora de su implementación, sigue leyendo este interesante artículo y te enterarás.

recurso-de-suplicación
Conoce quién regula el recurso de suplicación

Recurso de suplicación: ¿Qué es?

Un recurso de suplicación, es aquel que se emite cuando se objeta las resoluciones dictadas por los juzgados de lo social. Esto pasa cuando las sentencias no favorecen a los intereses de la empresa o al trabajador.

Aunque, no todas las sentencias aplican para un recurso de suplicación, la gran mayoría es apta para ser requerido. Por ejemplo: los casos de despido, incapacidades permanentes, reclamación de derecho y otros que representan gravedad.

Se excluyen los casos donde hay una alteración de las condiciones de trabajo, como: reclamos por daños y prejuicios, reducción de horario laboral y aquellos que excedan a montos mayores a 3.000€. En otros términos, viene siendo vía de retribuciones extraordinaria que se invoca como derecho laboral.

¿Quién lo regula?

El procedimiento de recurso de suplicación, se anexa en los artículos N°109 y N°204 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social. La Sala de lo Social de los Tribuales Superiores de Justicia, es el ente encargado para esta gestión. Por lo general, este Tribunal se halla en la capital de cada comunidad autónoma.

Te puede interesar:  ¿Cómo ser modelo masculino en España? Aprende aquí

¿Cuál es el objeto de un recurso de suplicación social y cuántas son sus resoluciones?

El principal objetivo de un recurso de suplicación, es el de reponer los casos al estado original, cuando se comete una infracción de normas o garantías ante una situación que haya impedido o limitado indebidamente la defensa de derechos del mismo. Por lo tanto, se hace una revisión exhaustiva de los hechos declarados y se examina las infracciones de las normas sustantivas o de la jurisprudencia.

recurso-de-suplicación

Las resoluciones que mencionaremos a continuación, están basadas en el artículo N°191 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social. Éstas son:

  1. Son recurrible las sentencias que dicten los Juzgados de lo Social si los procesos, de cualquier naturaleza existente, son gestionados ante ellos. A excepción de que la Ley establezca lo contrario.
  2. No procederán recursos de suplicación que hagan referencia a:
  • Impugnación de sanción por falta muy grave sin confirmación legal o de falta leve.
  • Trámites relacionados al disfrute de las vacaciones.
  • Proceso de movilidad geográfica: este en particular se deriva de muchos apartados del Estatuto de los Trabajadores donde se exponen algunos como:

Cambio de puesto o movilidad funcional, excluyendo los casos donde afecten ciertas acciones, aplicables para el recurso. Y la suspensión o reducción de jornadas laborales que afecten a una cantidad de empleados inferior a los determinados en el estatuto.

  • Proceso electoral (exceptuando lo que se estipula en el artículo N°136).
  • Proceso de clasificación profesional (exceptuando el caso expuesto en el artículo N°137, apartado 3).
  • Procedimientos referentes a los derechos de conciliación de la vida laboral, personal y/o familiar.
  • Reclamaciones que excedan los 3.000€ en trámites legales.
  • Procesos de impugnación de alta médica.
  1. Aplicaciones hábiles para procesar un recurso de suplicación:
  • Despido o extinción de contrato. Excluyendo los procesos que son objetados por los representantes del colectivo.
  • Reclamaciones: acumuladas o no, si estas afectan, notoriamente a gran parte de los empleados y/o beneficiarios de la Seguridad Social.
  • Procesos que traten sobre el reconocimiento o derecho denegado a obtener prestaciones de la Seguridad Social.
  • Cuando se trate de enmendar una falta esencial del procedimiento o hay omisión del intento de conciliación previamente obligatoria entre las partes.
  • Contra sentencias que decidan sobre la falta de jurisdicción en las leyes o de competencia territorial o funcional.
  • Contra sentencias impuestas a conflictos colectivos como demandas en el estatuto de los sindicatos, tutela de derechos y libertades públicas, etc.
  • Contra sentencias en procesos especiales de impugnación de actos administrativos laborales. En este caso, los montos de trámites legales no puedes ser mayor a los 18.000€
Te puede interesar:  Tarjeta de minusvalía para el coche: ¿Cómo conseguirla?

Tenemos un articulo sobre Juicio laboral ¿Cómo ganar siendo empleado? que te puede llegar a interesar.

¿Cómo se presenta un recurso de suplicación?

Todo trámite tiene sus requisitos, tiempo estimado para realizarlos y reglas a seguir para su obtención. En este caso, cuando un empleado quiera presentar un recurso de suplicación, este debe hacerlo obligatoriamente con un representante legal.

El recurso de suplicación debe anunciarse, según la norma del artículo N°194 de la Ley, en un plazo de 5 días posteriores a la notificación de la sentencia, dando oportunidad de manifiesto al afectado y a su representante legal.

También, se puede dar el anuncio por escrito o simple comparecencia ante el juzgado que dictó la resolución impugnada. Una vez se hace el anuncio, el juzgado le otorga toda la documentación concerniente al caso -proporcionada por ambas partes- al abogado, para que se puede armar las bases del recurso.

Para presentar el recurso de suplicación, se concede un plazo de 10 días al abogado desde que los autos son entregados al representante legal. Ya listo, se debe entregar a la parte demandada. Habrá 5 días para la contestación.

De no haber respuesta, se recurre a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia, quien decidirá si se desestima íntegramente el recurso o no. El período que tarda la solución de este tipo de recursos puede variar según sus casos, aunque el estimado base podría decirse que entra en un plazo de mínimo 6 meses o un año. Te ofrecemos un video tutorial sobre cómo anunciar un recurso de suplicación:

¿Cuáles son los costos de este recurso?

La presentación del recurso no cuesta nada, pero si se consideran los honorarios que hay que pagar al representante legal. Si la sentencia final, es desfavorable, no se paga nada.

Te puede interesar:  Cómo obtener certificado de desempleo en España

A diferencia de la empresa que presenta un recurso de suplicación social. Su aporte de garantía, si se llega a desestimar íntegramente el recurso es de 300 euros. También se abona ante el juzgado la cantidad por la que ha sido condenado, con derecho de presentar un aval solidario.

Otros tipos

A parte del que ya hemos mencionado, se encuentran el recurso de «Súplica Penal” y “Recurso de Súplica Contencioso-Administrativo”.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine