Aprenda ¿cómo obtener el permiso de lactancia?

Si te encuentras en el proceso de lactancia materna, conoce todo lo relacionado al permiso de lactancia. Para que estés al tanto de ¿cómo solicitarlo y cuántos días dura? Además de eso, es importante que lo tomes, pues la lactancia es uno de los aspectos fundamentales para el crecimiento del bebé.

Permiso de lactancia

Permiso de lactancia

El permiso de lactancia materna, es uno de los derechos que tiene la madre, pues con él podrá alimentar de esa manera a su bebé. Este debe ser otorgado a ella porque la lactancia materna es esencial para el crecimiento del niño.

A través de la lactancia materna, el bebé se alimenta adecuadamente, pues esta leche posee más de 300 nutrientes y las cantidades que requiere de consumo en cuanto a grasa, azúcar, agua, proteínas y vitaminas. Todo esto es necesario para su crecimiento y desarrollo e incluso es muy beneficioso para la madre.

Es tan importante, que además de los beneficios antes mencionados, destaca que posee anticuerpos que lo protegen de enfermedades de la infancia, mantiene al bebé totalmente nutrido, es muy bueno para la digestión, lo mantiene hidratado, desarrolla el lenguaje claro temprano, entre muchos más.

De allí que solicitar el permiso de lactancia sea tan importante, por lo que es indispensable que la institución o la empresa, se lo otorgue a la empleada. De hecho, a través de la lactancia se genera una unión afectiva entre la madre y el niño, pues esto ocasiona que su crecimiento sea más feliz, seguro y con estabilidad emocional.

Incluso con la lactancia materna la madre tiene una mejor recuperación posterior al parto, le permite quemar calorías extras ideales para recuperar su peso, previene la depresión post parto, previene la osteoporosis y algunas enfermedades de la mujer. También disminuye el riesgo de sangrado en el transcurso del post parto y se producen hormonas especiales que hacen que ella se sienta tranquila y con mucho amor para su bebé.

Como te estarás percatando, evidentemente el permiso de lactancia es necesario, para que la madre pueda llevar a cabo este proceso y además de eso se recupere del parto durante todos esos días. Donde lo primordial es tanto su salud como la del bebé.

Cabe destacar que en la actualidad, el permiso de lactancia se denomina permiso para el cuidado del bebé lactante y también puede solicitarlo el padre que trabaja. Para poder ayudar a la madre en todo este proceso de cuidado del bebé.

Características del permiso de lactancia

Si te encuentras trabajando y estás embarazada, entonces es importante que tengas en cuenta que tienes derecho al permiso de lactancia. Así que ve preparando todo lo que requieres para solicitarlo y así podrás estar tranquilamente todos esos momentos.

Además de eso, como deben otorgártelo obligatoriamente, lo mejor es informar previamente en la empresa la fecha del parto y todo lo relacionado al post parto.

El permiso de lactancia está dirigido a los trabajadores que tienen un bebé de manera natural, pero también se incluyen los niños adoptados o de acogimiento. De esta manera, es permitido que se tomen un  tiempo determinado para cuidar al bebé.

Cabe destacar, que este permiso lo paga la empresa, así que la Seguridad Social no se encarga de ese pago. La duración que tiene es hasta que el bebé cumple 9 meses. De hecho, incluye que la lactancia sea de forma natural o artificial.

Por lo que, se basa en que la trabajadora, se puede tomas una hora diaria para cuidar a su hijo. Con la alternativa de dividir esa hora en dos partes. La solicitud la pueden realizar tanto el padre como la madre.

También es importante que sepas que el empleado seguirá cobrando la totalidad de su salario, así no labore esa hora otorgada por el permiso.

Sin embargo, en caso de que la empresa descuente de manera proporcional algún aspecto del salario, debe estar basado en la productividad o la asistencia al lugar de trabajo, pero para nada debe afectar el permiso. Por lo que, el salario base continua teniendo el mismo monto.

Disfrute del permiso

Hay distintas alternativas para utilizar el permiso de lactancia. La selección dependerá de lo que prefiera la empleada que lo solicitó. De esta manera, puedes disfrutarlo con algunas de las siguientes maneras:

Ausentarse 1 hora al día

Con esta modalidad, puedes tomar 1 hora diaria, que se permite dividirla en dos. Por lo que, eres quien decidirá en qué momento del día vas a tomarte ese tiempo. Es importante que tengas muy presente que dependerá del traslado que tengas que hacer para buscar al bebé.

Reducción de la jornada

Este consta de disminuir la jornada, tomando media hora al iniciar o finalizar el día de trabajo. Es decir, tienes la opción de decidir si deseas entrar a trabajar media hora después de lo habitual o salir media hora antes.

Acumulación de las horas

Es permitido reunir todas las horas que determina el permiso, para así lograr las jornadas en su totalidad. Lo que se basa en que se sume cada hora diaria y puedas estar por días completos de permiso.

No obstante, para hacer esa acumulación de horas tienes que administrar muy bien tu tiempo y especialmente decidir el momento en que le darás la lactancia a tu bebé, pues debes cumplir las horas completas de los días que estás acumulando. Así que tendrás que darle lactancia en hora no laboral. Obtén más información acerca de dar de alta a un trabajador.

Acumulación de la lactancia

La cantidad de días en muchas ocasiones se basa en el Convenio Colectivo, que establezca  la empresa. Para ello, debes consultar muy bien lo que establece este documento en cuanto al permiso de lactancia.

Permiso de lactancia

También se tiene que contar la cantidad de los días laborales que se encuentra entre el momento en que se pide el permiso y la fecha en la que el bebé tenga los 9 meses.

De allí se acumula una hora diaria, para que posteriormente se sumen todas esas horas y así poder saber la totalidad de jornadas de trabajo que equivalen. Todo depende de la cantidad de días que se laboran, así como los festivos, fines de semana, número de días que se labora semanalmente y las horas diarias.

Lo habitual es que ese permiso acumulado, tenga una duración de 15 días. Aunque en algunos casos no es esa cantidad de tiempo. Así que es importante hacer todo el conteo de las horas. Si deseas solicitar este permiso,  tienes que avisarle a la empresa.

Asimismo, existe una alternativa que se extiende hasta que el bebé cumple los 12 meses de edad, en el momento en que el padre y la madre establezcan este permiso con la misma duración y modalidad. Para poder solicitarlo, hay que llegar a un acuerdo con la empresa, a menos que esté descrito en el Convenio Colectivo.

De esa manera, en el transcurso que hay desde los 9 meses hasta los 12 meses del bebé, se genera una disminución proporcional del salario de esos empleados.

¿Quiénes tienen derecho al permiso?

Evidentemente el permiso de lactancia se le otorga a la mujer, pero también incluye al hombre que es padre. Así que es un derecho que tienen ambos, por lo que los dos trabajadores pueden solicitarlo. Cabe destacar, que lo que no está aceptado es que se ceda el derecho de uno a otro.

En lo relacionado a los partos, adopciones y acogimientos múltiples, el permiso se eleva de forma proporcional según la cantidad de hijos que se tenga. Para comprenderlo de manera más sencilla: si tienes 2 hijos, se te otorgará 2 horas.

Si deseas utilizar el permiso de forma acumulada o de disminución, tienes que revisar el Convenio Colectivo y buscar si tiene descrito el que esté permitido si se puede multiplicar o no lo que dure ese permiso.

Solicitud a la empresa

Para hacer la solicitud de permiso de lactancia, tienes que pedirlo de manera escrita, para que así quede una constancia del mismo. Además de eso, hacer un preaviso de 15 días o la cantidad que indique el Convenio Colectivo.

También se debe establecer la fecha en que se inicia y cuando culmina. Si es de lactancia acumulada o disminución de la jornada, tiene que indicarse muy bien estos aspectos en la solicitud. En el caso de que se haga un incumplimiento de este preaviso, fue porque ocurrió algo de mayor importancia.

Aspectos importantes

Es primordial que sepas todo lo relacionado al permiso de lactancia, porque como se ha mencionado reiterativamente, es tu derecho y la empresa no puede negártelo de ninguna manera, ni establecer la manera de disfrutarlo.

De hecho, no puede alegar que hay otros empleados que estén en el mismo permiso, para negártelo. Así que no te preocupes porque obligatoriamente debe otorgártelo.

Cuando se está en el transcurso de los 9 meses posteriores a la maternidad, se cuenta con la protección contra el despido que otorga la maternidad. De esta manera, si ocurre un despido o sanción por la maternidad o durante este permiso, se considera como un procedimiento nulo. Conoce más acerca del despido nulo.

Si la empresa no otorga este derecho o se genere algún inconveniente relacionado al horario de disfrute del permiso, la empleada o el empleado puede hacer una demanda en los Juzgados de lo Social, en el transcurrir de 20 días hábiles. A partir del momento en que se le denegó el permiso o el horario.

Permiso en los contratos a tiempo parcial

En estos tipos de contratos, no se disminuye este permiso, por lo que se puede disfrutar de él como si el contrato tuviese jornada completa. Así que la empresa no puede disminuir el permiso proporcionalmente en las horas que se trabajó. Esto está avalado por amplia cantidad de sentencias judiciales que describen que no puede haber discriminación relacionada a los empleados de tiempo parcial.

Coincidencia del permiso con los días de vacaciones

En el caso de que se esté en vacaciones en el transcurso del permiso de lactancia, se pueden disfrutar de las vacaciones cuando culmine el permiso. Así que debe respetarse todos estos días pues es parte de los derechos que tiene el empleado.

Permiso de lactancia

Reducción de jornada

También está permitido solicitar en simultaneo el permiso de lactancia y la disminución de la jornada para cuidar a los descendientes. Esto también lo permite la ley, así que no tienes ningún inconveniente al solicitarlo a la empresa.

Riesgo de salud en la lactancia

En el caso de que la mujer luego de la maternidad tenga un inconveniente de salud o para el hijo en el transcurrir de la lactancia natural por el trabajo, está la posibilidad de hacer una adaptación de la jornada de trabajo para evitar el riesgo. Así como se puede trasladar de lugar de trabajo a la empleada.

Si no se puede realizar ninguno de esos cambios, la empleada puede ser dada de alta por el riesgo en el transcurso de la lactancia natural y tiene que otorgársele la prestación de la Seguridad Social todos esos días, hasta que el riesgo ya no esté o cuando el hijo tenga 9 meses.

Si te interesó la información de este artículo de permiso de lactancia, quizás también te interese saber acerca de las ayudas para mayores de 45 años.


Parada Creativa trucos y tutoriales de juegos