Entérate de ¿Cómo facturar una cooperativa?

Si eres autónomo y buscas un medio idóneo para facturar aquellos trabajos que realizas de vez en cuando, lo mejor es conseguir o formar parte de un cooperativa. Para conocer todo lo relacionado a este tema, en el presente artículo te explicaremos cómo Facturar una Cooperativa y mucho más.

Facturar una cooperativa

En España los trámites relacionados al sector fiscal pueden resultar costosos para los trabajadores o empresas que inician sus actividades, especialmente para un autónomo. Como resultado, muchos de estos ciudadanos optan por realizar su facturación a través de cooperativas.

Esta opción es perfecta cuando eres un trabajador autónomo que no necesita realizar todos los trámites que implica darse de alta como trabajador independiente, sino que solo necesitas facturar determinados proyectos de forma esporádica.

En estos casos es cuando se recurre a las cooperativas de facturación, que actúan como intermediarias entre el proveedor del servicio o producto y su cliente (que serías tú) únicamente a efectos fiscales; son responsables de la implementación del proceso de facturación. Para facturar con este tipo de empresas, es necesario:

  • El registro en la seguridad social a través de la cooperativa es fundamental. Será temporal, en función de la duración del proyecto a facturar.
  • Si estás registrado legalmente como socio, ya puedes realizar la facturación necesaria a través de la cooperativa, teniendo en cuenta todos los costos asociados.
Te puede interesar:  ¿Cómo se puede obtener una licencia de apertura?

Si deseas conocer otros temas sobre trámites y registros, te invitamos a leer: Contrato Indefinido de Apoyo a Emprendedores.

Beneficios de utilizar este medio de facturación

Cuando gestionas tu facturación a través de una cooperativa, evitas una serie de trámites y pagos que de otro modo harían imposible la realización de determinados proyectos. Las principales ventajas son las siguientes:

  • Olvídate de realizar el trámite de facturación por tu cuenta, ya que de eso se encargará la compañía contratada.
  • Adicionalmente, será la empresa prestadora del servicio quien te registrará y te excluirá del sistema de la seguridad social, durante el período que dure la facturación.
  • Al establecerte a través de una cooperativa, evitas el proceso y los costos asociados con el registro como autónomo.
  • Es perfecto para ti, si no tienes tiempo para dedicar a la facturación al ser un trabajador independiente.

Obligaciones inherentes a facturar una cooperativa

Así como existen beneficios de utilizar una cooperativa para administrar tu facturación, también hay algunas obligaciones que debes cumplir. Por ejemplo, cada factura tendrá que gestionarse a través de la cooperativa durante el tiempo que dure el proyecto.

FACTURAR UNA COOPERATIVA

Por otro lado, esta práctica genera costos adicionales al servicio, los cuales debes pagar a la cooperativa. De la misma forma, tendrás que hacerte cargo de los costos de los impuestos relacionados con el proyecto en cuestión.

Este modelo de negocios es una opción que puedes utilizar si eres un trabajador que no necesita facturación constante. Si bien es cierto que incurres en los gastos de facturación e impuestos, también ahorras los trámites burocráticos asociados al procedimiento de darte de alta como autónomo.

Te puede interesar:  Dónde Estudiar Derecho a Distancia en España

Adicionalmente, toma en cuenta que deberás cumplir con las obligaciones legales al momento de facturar a través de una cooperativa. La cooperativa incluso cobra un porcentaje de cada factura y una cantidad por ingresar a la plataforma.

Sin embargo, para los autónomos como tú esta sigue siendo una opción viable, ya que solo tienes que asumir los costos asociados con cada cuenta.

Además de conocer cómo Facturar una Cooperativa, quizá te interese saber sobre: Póliza de Crédito para Autónomos.

¿Cuáles son los costos que tienes que asumir?

Sin duda, las organizaciones corporativas son una excelente opción para cualquier autónomo. Sin embargo, es importante que sepas que tienes obligaciones y por tanto deberás asumir los siguientes gastos:

  • Tu cuota por ser socio del grupo cooperativo.
  • La cantidad señalada por concepto de los días que estás activo en la Seguridad Social.
  • La comisión que recibe la cooperativa por su trabajo.
  • Impuesto sobre la renta, que fija el 2% para las rentas inferiores a 11.700 euros anuales.

A pesar de eso, sigue siendo rentable para el trabajo autónomo porque ahorras los costos fijos y recurrentes de registrarte como autónomo cuando en realidad facturas solo unas cuantas veces al año.

Legalidad de las cooperativas

Son legales en principio, ya que se crean como empresas de trabajo conjunto, con el fin de agrupar a trabajadores con proyectos similares o afines. Inicialmente era necesario que existiera un vínculo profesional entre sus integrantes, aunque el Estado recientemente considera que realizan prácticas fraudulentas que actúan como una máscara para facturar y evadir compromisos tributarios, debido a casos en los que no existía relación profesional entre sus afiliados.

Te puede interesar:  Conoce cuáles son los centros de terapias alternativas

Por lo tanto, es necesario que se genere una solución para apoyar a aquellos trabajadores que requieran llevar a cabo facturaciones, sin que esto implique todo el procedimiento y los gastos asociados.

Si este artículo sobre Facturar una Cooperativa fue de utilidad para ti, visita otros artículos en nuestro blog dedicado a trámites y registros, donde conseguirás información sobre cuáles son las Operaciones Exentas de IVA y mucho más.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine