Contrato por obra y servicio: Salario, vacaciones y más

Si quieres saber qué es un contrato por obra y servicio, continúa leyendo este interesante artículo y podrás obtener toda la información pertinente.

contrato-por-obra-y-servicio-1

Contrato por obra y servicio

Uno de los contratos más convencionales en la actualidad es el contrato por obra y servicio. Esto es un acuerdo temporal, por lo cual significa que un empleado es contratado para realizar un servicio específico por tiempo indefinido en una compañía. Por ende, este tipo de contrataciones son implementadas solamente para aquellas labores que posean autonomía dentro de la compañía.

Un empleado que ingresa mediante contrato por obra y servicio no puede ejecutar el mismo trabajo que un empleado promedio. En los términos de contrato debe ir especificada la obra y servicio del trabajo ya que un contrato que no especifique objetivos u obra puede ser considerado un acto ilegal al no delimitar un objeto de contrato.

El salario mínimo

El sueldo mínimo es entendido como la cifra de remuneración mínima que percibe un empleado por prestar sus servicios a la empresa donde sea contratado. En el contrato por obra y servicio, el salario mínimo queda establecido en una cifra de 950 euros. También se establece que la jornada de trabajo no puede ser superior a 40 horas semanales de trabajo. Esto para los trabajadores con contrato indefinido desde enero del 2020.

Cláusulas, vacaciones y preavisos

Las cláusulas son especificaciones que se ven reflejadas en el contrato laboral, por las cuales la empresa hace válidas ciertas normativas específicas en un contrato. Las cláusulas del contrato por obra y servicio, en SEPE son detalladas específicamente planteando unas diversas posibilidades de cláusulas en los contratos por obra y servicio.

Te puede interesar:  Nacionalidad por Opción: ¿Qué es y Cómo Solicitarla?

En caso de presentar dudas con respecto al contrato por obra y servicio, la web de SEPE, se puede consultar a través de su web oficial.

contrato-por-obra-y-servicio-3

El contrato por obra y servicio permite vacaciones iguales a las de cualquier otro contrato temporal o en su defecto, las que sean establecidas por un convenio colectivo. Generalmente las fechas de vacaciones son establecidas al principio de la relación laboral entre la empresa y el empleado, estas siendo concretadas en un mutuo acuerdo.

En caso de no ser así, probablemente las vacaciones sean cedidas en la última etapa del contrato o en su defecto, si no se disfrutaron las vacaciones, estas serán pagadas a través del finiquito del empleado.

El contrato por obra y servicio posee preaviso en caso de un despido. Este preaviso es manifestado de manera escrita por una carta de despido para dar fin al contrato por obra y servicio, el preaviso funciona como notificación acerca de la decisión ejecutiva de continuar o finalizar la relación laboral existente. Esta deberá ser enviada con 15 días previos a la decisión final.

Si el contrato dura menor de 15 días no es necesario que el contrato por obra y servicio posea preaviso, solo se indemniza en el finiquito.

Contrato por obra y servicio: ¿Qué es un contrato?

Un contrato, en el campo laboral es entendido como un acuerdo legalmente tramitado en el que una empresa o compañía contratan a una o varias personas con el fin de solicitar sus servicios, habilidades y conocimientos a cambio de una remuneración monetaria conocida como salario.

El contrato estipula un acuerdo en el cual se establecen cosas como, el salario mensual, vacaciones, cláusulas de contrato que garantizan seguridad laboral y el compromiso del empleado con el trabajo designado.

Te puede interesar:  Precio de Estudios Universales Los Ángeles y Atracción

Un contrato puede llegar a su fin si el trabajador decide poner fin a este solicitando la renuncia, si el trabajador incumple con las cláusulas del contrato y es despedido o si el contrato vence y no existe proceso de renovación del mismo.

contrato-por-obra-y-servicio-2

Tipos

En España existen cuatro tipos de contratación de empleados según lo que estipula el SEPE (Servicio de Empelo Público). Estos cuatro tipos de contrato son:

  • Contrato de trabajo indefinido: En este contrato, el empleado forma parte de la plantilla laboral de la empresa sin establecer una fecha de culminación del contrato. Esto quiere decir que el empleado estará en la nómina mientras su servicio sea requerido, el horario puede ser por jornada completa, en tiempos establecidos o para la prestación de servicios fijos discontinuos.

Este contrato puede ser concretado a través de un escrito, o de forma verbal. Pero, hay contratos que requieren un contrato escrito como lo es el caso de un contrato a tiempo parcial, trabajador incapacitado u otra cláusula que deba ser validada.

  • Contratos de trabajo temporales: Este contrato permite a un empleado ingresar a la nómina de la empresa durante un período de tiempo establecido, lo que significa que el empleado tendrá un lapso de relación laboral con la compañía que lo contrate. Este contrato establece un tiempo determinado y aprobado por ambas partes que estén involucradas en el mismo.

El contrato debe ser llevado a cabo por escrito a excepción de que el tiempo de trabajo sea menor a un mes. Pero existen contratos temporales que requieren obligatoriamente un documento que establezca términos y condiciones.

  • Contrato para la formación y aprendizaje: Este contrato favorece a los jóvenes que tiene intenciones de ingresar al mercado laboral. Funciona para personas en edades comprendidas entre 16 y 25 años o personas con discapacidades, sin necesidad de una formación profesional. La empresa tiene el deber de alternar el trabajo con la formación sobre el mismo para los jóvenes aspirantes.
Te puede interesar:  Certificado de prevención de riesgos laborales

Estos contratos tienden a poseer una duración de uno a tres años, pero este contrato puede extenderse en una prorroga a un tiempo mayor a seis meses, pero inferior a tres años. Esto puede suceder dos veces. También puede interesarte trabajo para ilegales en España: ¿En dónde buscar?

Para que este contrato sea celebrado el SEPE debe autorizar la actividad de formación y debe ser registrado por escrito.

  • Contrato en prácticas: Este contrato permite que el trabajador adquiera experiencia en el campo profesional. Para que una persona sea admitida bajo este contrato necesita poseer un título universitario, un título de formación o un certificado de estudios y que no hayan trascurrido más de 5 años tras conseguir el mismo.
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine