¿Cómo Contratar Personas con Discapacidad?

Si tienes un negocio o empresa dedicada a la prestación de un servicio o la venta de bienes de consumo y deseas contratar a individuos que tienen alguna discapacidad. No te preocupes, ya que a través de este interesante artículo conocerás todo sobre cómo Contratar Personas con Discapacidad y de esa manera podrás darle una importante oportunidad laboral a alguien que lo necesita.

CONTRATAR PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Individuo con discapacidad

Antes de explicarte en qué consiste el trámite para contratar a este tipo de individuos, es muy necesario que conozcas quiénes son. Según la Ley General de Discapacidad, una persona se considera discapacitada cuando tiene una dificultad que le impide participar y actuar en la comunidad como los demás.

Tal deficiencia puede deberse a la falta de una parte de su cuerpo o al hecho de que esta no responde con la normalidad que debería, es decir, a deficiencias sensoriales, físicas, motoras o intelectuales. En este sentido, la misma ley establece que las personas con discapacidad tienen dignidad y valor, así como un derecho a tomar decisiones y cuidarse, trabajar, estudiar y llevar una vida como los demás ciudadanos.

Si deseas conocer otros temas sobre trámites y registros, te invitamos a leer: Carta Certificada del Tribunal Médico.

Contratar personas con discapacidad

No dudes en contratar a alguien con discapacidad. De hecho, como emprendedor tienes la oportunidad de recibir una serie de beneficios como promover el espíritu de inclusión y participación igualitaria en la sociedad. Esto conduce a una cultura corporativa de apertura, menos prejuicios y en línea con las demandas de la sociedad del siglo XXI.

Te puede interesar:  ¿Dónde estudiar enfermería en España? ¡Requisitos!

Al mismo tiempo, este hecho mejora el clima laboral de tu organización. Esto se debe a que las personas se sienten reconocidas y valoradas, comprueban que sus opiniones son importantes y aumenta su sentido de pertenencia.

Por otro lado, incluir a los trabajadores con discapacidad en la fuerza laboral no solo favorece el cumplimiento de la ley, sino que también hace que tu empresa sea más competitiva ya que está a la vanguardia de la igualdad y la justicia.

También toma en cuenta que puede mejorar significativamente la imagen de tu empresa y la responsabilidad social corporativa, además de darte un mayor reconocimiento en la sociedad y una mejor valoración. Además, los talentos y habilidades de los trabajadores discapacitados ofrecen nuevas dimensiones y oportunidades para hacer las cosas de manera diferente, contribuyendo así a las sinergias empresariales.

CONTRATAR PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Ventajas fiscales

Las anteriores no son las únicas ventajas que puedes conseguir al contratar a una persona con discapacidad. De hecho, es posible que te interese conocer los beneficios fiscales que otorga el Estado a las empresas que brindan la oportunidad de trabajar a estos individuos. Entre esas ventajas, se encuentran:

  1. Recibirás bonificaciones en la tarifa de la Seguridad Social. Estas varían entre los 3.500 y 6.000 euros (en función del grado de discapacidad, sexo, edad, jornada laboral y tipo de contrato).
  2. También recibirás deducciones de hasta 6.000 euros por el pago de impuestos (IRPF) por cada persona discapacitada contratada.
  3. Por último, están los incentivos económicos y ayudas de hasta 900 euros para preparar tu negocio para los trabajadores con discapacidad y mejorar su trabajo. Por ejemplo, el Estado financiará la remodelación de entradas y pasillos de tu compañía para personas en sillas de ruedas.
Te puede interesar:  Qué debo estudiar para ser Psiquiatra en España

Además de conocer sobre la forma de contratar personas con discapacidad, quizá te interese saber sobre: Ayudas para Mayores de 45 años.

CONTRATAR PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Requisitos para contratar personas con discapacidad

En España, las empresas tienen que cumplir con varios requisitos para contratar a los trabajadores, incluyendo a aquellos que tienen una condición especial. Por ejemplo, en la Ley General de la Discapacidad se establece muy claramente que si tienes una compañía con más de 50 trabajadores, el Estado te exige que por lo menos el 2% de tu fuerza laboral sean personas discapacitadas.

También, por ley te exigen que únicamente contrates a personal con un grado de discapacidad del 33% o más, según los estándares establecidos por los organismos con competencia y la Seguridad Social. Asimismo, la persona discapacitada debe gozar de pensión por incapacidad permanente, en cualquiera de sus modalidades. Incluso, este individuo que deseas contratar no puede haber tenido relación de trabajo con tu empresa en los últimos 2 años.

Sobre la base de las consideraciones anteriores, como empleador también tienes que considerar ciertas excepciones al momento de contratar. La primera de ellas es cuando los servicios públicos de ofertas y agencias de empleo no hayan podido cubrir la vacante de tu negocio con este tipo de individuos. A su vez, si tu negocio no puede contratar a estas personas por razones productivas, organizativas, técnicas o económicas.

CONTRATAR PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Sin embargo, si no puedes cumplir con los requerimientos estipulados en la normativa laboral del país, quizá te interese revisar alguna de las siguientes alternativas:

Contrato con CEE

Tu empresa puede celebrar un contrato civil o mercantil para la compra de bienes, servicios o el establecimiento de un enclave de trabajo con una Oficina Especial de Empleo e incluso con un trabajador autónomo que padezca esta condición.

Te puede interesar:  ¿Cómo ser actor? Requerimientos para empezar

Donaciones

Si no puedes ofrecer la contratación, otra opción es que realices un proyecto de donaciones o desarrollar programas para promover la inserción laboral y la creación de empleo para estos individuos.

Tipos de contratos laborales para personas con discapacidad

Los contratos para estos individuos no son muy distintos a un trabajador común, de hecho, siguen la mayoría de los parámetros y son los siguientes:

  • Para aquellos que provengan de un enclave laboral, será necesario que emitas un contrato ordinario y a tiempo indefinido.
  • Otra modalidad de contrato corresponde a las prácticas profesionales, que pueden abarcar de 6 meses a 2 años.
  • Se puede efectuar un contrato temporal, como es habitual con muchos empleados.
  • Contrato por sustitución a un empleado con discapacidad, cuando el caso concuerde con esta circunstancia y tendrá vigencia durante todo el tiempo que persista esta situación.

Si este artículo sobre Contratar Personas con Discapacidad fue de utilidad para ti, visita otros artículos en nuestro blog dedicado a trámites y registros, donde conseguirás información sobre Traspaso de un Negocio en Fiscalidad y mucho más.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine