Como Tratar a Una Persona Con Demencia Senil


Cómo Tratar a una Persona con Demencia Senil

La demencia senil es una enfermedad neurodegenerativa crónica que entorpece gravemente la capacidad de una persona para realizar sus tareas cotidianas. Sufre una disminución del pensamiento y una reducción del uso del lenguaje, lo que puede ser muy difícil para los padres, amigos y cuidadores de sufrir. Sin embargo, con tratamiento y un enfoque adecuado, la vida de la persona puede mejorar.

1. Reconocer los Problemas Que Enfrentan

Es importante reconocer las dificultades y los retos de vivir con demencia senil. Esto significa comprender los cambios en el comportamiento que una persona puede experimentar, así como el estado emocional que pueden experimentar. Es importante tener paciencia con la persona y responder a sus necesidades lo mejor que se pueda.

2.Fomentar la Participación en las Actividades diarias

Es fundamental mantener a la persona motivada y comprometida. Este tipo de persona puede participar en actividades como el jardinería, la pintura y los juegos, tal como lo harían los demás. Estas actividades pueden mejorar la capacidad de la persona para mantener la memoria, así como su estado de ánimo.

3.Busca Apoyo Externo

Es necesario buscar ayuda para aquellas personas con demencia senil. Algunos servicios que pueden ser útiles incluyen:

  • Grupos de Apoyo: Pueden ofrecer un entorno seguro y sin juicio para aquellos que luchan con la enfermedad.
  • Servicios de Atención Domiciliaria: Estos servicios lo ayudan a la persona a vivir con independencia.
  • Terapia Física y Ocupacional: Estos servicios lo ayudarán a mejorar la capacidad de la persona para realizar tareas básicas.

4.Escritura de Tareas

Es importante asegurarse de que la persona sepa lo que se espera de ellas. Escribir todas las tareas que tienen que completar ayuda a mantener las cosas organizadas, así como establecer expectativas y recordarles a los cuidadores cuáles son sus responsabilidades. Estas tareas pueden incluir ejercicios, actividades diarias y citas médicas.

5.Reducir el Estrés

Los niveles de estrés pueden empeorar la enfermedad y dificultar la vida de la persona. Por lo tanto, es importante ayudar a la persona a mantener un entorno tranquilo, asegurándose de que vivan en un lugar familiar, se relacionen con personas que se preocupan por ellas y, de hecho, son nativos de su lugar de origen.

6.Mantener el Bienestar Físico y Emocional

El bienestar físico y emocional de la persona es muy importante. Es necesario mantener una buena alimentación, ejercitando y descansando lo suficiente. Esto puede ayudar a la persona a mantenerse saludable y mejorar su estado emocional.

¿Qué es lo mejor para la demencia senil?

Para mejorar temporalmente los síntomas de la demencia se usa lo siguiente. Inhibidores de la colinesterasa. Estos medicamentos, como el donepezilo (Aricept), la rivastigmina (Exelon) y la galantamina (Razadyne), actúan aumentando los niveles de un mensajero químico involucrado en la memoria y el razonamiento. Anticonvulsionantes. Los anticonvulsionantes, como la gabapentina (Neurontin), la pregabalina (Lyrica) y el topiramato (Topamax), pueden mejorar los síntomas de la demencia. Antidepresivos. Los antidepresivos, como la fluoxetina (Prozac), la paroxetina (Paxil) y la sertralina (Zoloft), pueden ayudar a mejorar los síntomas como la falta de concentración, la irritabilidad y los cambios de humor asociados con la demencia senil. Terapia en grupo. Las terapias familiares o sociales son otra forma de ayuda para la demencia senil. Estas terapias periódicas ofrecen la oportunidad para que los participantes compartan sus inquietudes y crear relaciones positivas que les proporcionen el apoyo y la comprensión necesarios. Establecer un horario de tratamiento. Establecer un horario de tratamiento diario ayuda a mejorar los síntomas de la demencia. Establecer un horario para compartir actividades como caminar, jugar, cocinar juntos, escuchar música o conversaciones para mantener activa tanto a la persona con demencia senil como al cuidador.

¿Qué hacer cuando un paciente con demencia se pone agresivo?

Garantizar la seguridad, tanto la propia como la de la persona con Alzheimer. Si la reacción conlleva agresividad física es importante mantener cierta distancia con ella y emplear un tono de voz sereno y tranquilizador, procurando dirigir su atención hacia algo que le pueda resultar agradable o placentero. Dejar que la persona se exprese, escuchar con atención sus explicaciones y ayudarla a canalizar de manera adecuada su enfado. Intentar también que no se enfrente cara a cara al paciente y evitar situaciones tensas. También es importante mantener un entorno tranquilo, relajado e incluso evitar el consumo excesivo de estímulos (excesiva luz, ruidos, etc.) que pudieran alterar aún más a la persona.

Te puede interesar:  Como Curar La Tiroides
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine