Como Se Pone La Epidural


Cómo se pone una epidural

Un epidural es una inyección de anestesia local que se da en la espalda, debajo de los ligamentos para aliviar el dolor. Esta técnica se usa a menudo durante el parto, para dar alivio a la mamá durante el parto.

Paso a paso

  • Preparación: La mamá tendrá que descansar boca abajo en una camilla. El área donde se administrará el epidural se desinfectará y el anestesiólogo seleccionará los lugares para la inyección de anestesia.
  • Anestesia local: El anestesiólogo aplicará una pequeña cantidad de anestesia local en la espalda y en la zona de la inyección de la epidural. Esto ayuda a aliviar el dolor que se puede sentir al meter la aguja.
  • La Agujas: La aguja se inserta en la zona de la espalda. Esto es para asegurar que el anestésico llegue al lugar donde se necesita. Esto generalmente no es doloroso para la mamá debido a la anestesia local.
  • Administración del líquido anestesia: Una vez que la aguja está en su lugar, el anestesiólogo administrará un líquido anestésico en la epidural.
  • Control del dolor: Después de la inyección, la mamá normalmente notará un alivio significativo del dolor.

Consideraciones

Es importante tener en cuenta que hay ciertos riesgos asociados con la colocación de una epidural. Estos incluyen: una reacción alérgica al anestésico, una hemorragia en el área de inyección, lesiones nerviosas y un daño en el cordón umbilical. Por lo tanto, asegúrate de hablar con tu médico y hacer todas las preguntas que tengas antes de establecer un plan de emergencia para el parto.

Cómo Se Pone La Epidural

La Epidural es una opción de anestesia para aliviar el dolor durante el trabajo de parto. El uso de la Epidural reduce el dolor del parto sin impedir el flujo natural del trabajo de parto. Esto permite a una mujer estar consciente y emplear técnicas de relajación para este proceso tan importante.

Cómo recibir la Epidural

Es importante saber que ponerse una epidural es un procedimiento relativamente seguro, pero como cualquier otro tipo de medicación, puede tener alguna complicación. Para prevenir complicaciones es importante que la mujer reciba la epidural de un anestesiólogo certificado. Por lo general la epidural se aplica durante la fase activa del trabajo de parto cuando la madre ya ha dilatado por lo menos 4 centímetros. El anestesiólogo debe localizar la zona adecuada para aplicar la epidural, lo cual normalmente se hace mediante una tomografía. Esto evita que el médico haga el punción en un lugar equivocado.

Preparación antes de ponerse una Epidural

Antes de ponerse una epidural, el médico le preguntará a la mujer acerca de su condición de salud y le explicará los riesgos de este procedimiento. Es importante que la mujer le cuente al médico acerca de cualquier medicación que está tomando para evitar problemas posteriores. El médico también solicitará los resultados de un reciente análisis de sangre.

Pasos para ponerse una Epidural

  • Hurón con una sábana: La mujer deberá recostarse sobre un costado con la espalda doblada. El personal de enfermería le brindará ayuda si es necesario.
  • Inyección de anestesia: el médico inyectará una pequeña cantidad de anestesia alrededor de la columna.
  • Insertar el catéter: el médico colocará un catéter a través de la piel y lo llevará hasta la zona adecuada.
  • Verificar el catéter: el anestesiólogo verificará que el catéter se encuentra en su lugar apropiado.

Efectos de la Epidural

Luego de insertar el catéter, el anestesiólogo administrará pequeñas dosis de líquido anestésico para aliviar el dolor. La cantidad de anestesia administrada dependerá del nivel de dolor que tenga la mujer y de la rapidez con la que progrese el trabajo de parto. La cantidad de anestesia también deberá ajustarse para no afectar el tono uterino, que es un factor importante en el trabajo de parto.

Algunas mujeres experimentan efectos secundarios como dolor de cabeza, mareos, visión nublada, sensación de ardor en la cintura, entre otros. Estos efectos suelen desaparecer al poco tiempo de haber recibido la epidural.

¿Qué es una epidural?

Una epidural es una inyección de anestesia espinal que se utiliza para aliviar el dolor en el parto. Un catéter muy fino se introduce entre dos vértebras lumbares con el fin de administrar medicamentos a lo largo del trabajo de parto. Esta anestesia bloquea los nervios de la zona lumbar y reduce significativamente los dolores del parto.

¿Cómo se pone la epidural?

Paso 1: Preparación

En primer lugar, n será controlada la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la respiración para asegurar que esté estable antes de administrar la epidural. Algunas medicinas pueden ser administradas para ayudar a relajar los músculos. El médico pedirá ala mujer embarazada en posición acostada y le hará una prueba de orina para asegurarse de que el bebé está en buenas condiciones y esté bien.

Paso 2: Punción

  • Un anestesista o anestesista obstétrico colocará una pequeña aguja en la columna espinal para administrar la anestesia.
  • La aguja puede colocarse muy cerca de la columna vertical, haciendo que no duela tanto.
  • Una ligera presión puede sentirse, pero no debería ser muy dolorosa.

Paso 3: Instalación del catéter

  • Una vez que la aguja se coloca, se retira la aguja y un pequeño catéter se introduce.
  • El catéter se inserta entre dos vértebras lumbares en la parte inferior de la espalda.
  • El anestesista controalará que esté ubicado correctamente para asegurarse de que bloquea correctamente los nervios.

Paso 4: Administración del medicamento

Una vez colocado el catéter, el anestesista inyectará una mezcla de anestesia y medicamentos para reducir el dolor en la zona lumbar. La cantidad de anestesia necesaria para aliviar el dolor puede variar de una persona a otra. Algunas mujeres pueden sentir algo de dolor mientras se administra la anestesia.

Paso 5: Monitorización

Una vez que la anestesia es aplicada, se controlará periódicamente para asegurarse de que siga funcionando correctamente. El médico también preguntará a la mujer embarazada sobre el grado de alivio del dolor que siente. La anestesia debe controlarse mientras el bebé nace para asegurarse de que se administra la cantidad adecuada.

¿Cuáles son los riesgos de la epidural?

Aunque la epidural es segura, existen algunos riesgos. Los riesgos incluyen mareos, vértigo, náuseas, mareos, dolor de cabeza y dolor en la columna lumbar. Si se administra demasiada anestesia a la mujer embarazada, el bebé también puede sentir el efecto. Por lo tanto, un profesional de contrará debe controlar la epidural para asegurarse de que todo esté bien.

Te puede interesar:  Como Solicitar Familia Numerosa
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine