Como Se Comporta Un Niño Que No Escucha Bien


Cómo Se Comporta Un Niño Cuando No Escucha Bien

Causas de la Falta de Escucha

Es común ver a los niños faltos de escucha, ya sea por escapar de las órdenes, desinterés, distracción, mala educación, problemas auditivos, aburrimiento, etc. Algunas de las principales causas son:

  • Ciclo vicioso – Cuanto más pide el niño algo y recibe una respuesta negativa o no recibe ninguna respuesta, más se arriesga a no escuchar.
  • Distracciones – Los niños a menudo se distraen con los estimulantes externos tales como la televisión, los juegos, etc.
  • Estímulos bajos – Muchos niños tienen problemas de concentración y no les resulta atractivo escuchar.
  • Falta de motivación – Muchos niños no están interesados en escuchar a los adultos y así se comportan.

Los Síntomas

Estos son algunos de los síntomas más comunes que manifiesta un niño cuando no escucha bien:

  • No prestar atención o parecer distraído.
  • No escuchar las instrucciones y no seguir las reglas.
  • Hablar en voz alta sin control.
  • Interrumpir o hablar sin parar sin esperar a que otros hablen.
  • No responder cuando se le habla.
  • Tener respuestas limitadas a cuando se le habla.
  • Esforzarse en entender las cosas a su manera.

¿Cómo abordarlo?

Es importante que los padres sepan cómo abordar la falta de escucha en los niños. Uno de los mejores métodos para abordar el problema es impartir una educación positiva, es decir, elogiar los comportamientos adecuados y alentar los comportamientos deseados en lugar de castigar los comportamientos no deseados.

Los padres también deberían tratar de ser pacientes con sus hijos. El establecimiento de límites apropiados y el establecimiento de expectativas realistas para los niños también ayuda.

Si los padres sospechan que la falta de escucha se debe a algún problema auditivo, se recomienda acudir a audiciones regulares, ya que diagnósticos y tratamientos tempranos son el mejor remedio para el problema.

¿Cuáles son las características de la discapacidad auditiva?

La discapacidad auditiva aparece como invisible, ya que no presenta características físicas evidentes. Se hace notoria fundamentalmente por el uso del audífono y en las personas que han nacido sordas o han adquirido la pérdida auditiva a muy temprana edad, por el modo de hablar. Esta discapacidad se puede clasificar en tres grados: ligera, moderada y profunda.

En el caso de la discapacidad auditiva ligera (hasta un 75% de media auditiva) la audición se ve afectada pero todavía es capaz de procesar detalles y sonidos, según los casos. En la discapacidad auditiva moderada (entre un 75 y un 40% de media auditiva) los sonidos suelen ser débiles, y en ocasiones no se oye nada de lo que sucede. La personas necesita ayuda para escuchar clara y correctamente la locución hablada. En la discapacidad auditiva profunda (menos del 40% de media auditiva) la persona no puede escuchar, no existe ninguna ayuda tecnológica, audífonos o implante coclear, que solucione el problema.

En todos los casos de discapacidad auditiva, la persona afectada debe seguir una terapia de rehabilitación, que mejore su procesamiento auditivo y ayude a su desarrollo cognitivo.

¿Cómo es la personalidad de un niño sordo?

El recién nacido sordo sólo tiene contacto con la realidad a través de las relaciones táctiles y visuales. No tiene previsibilidad a través del ruido; por lo cual, los sucesos le llegan de forma abrupta, a menudo, por el contacto con su cuerpo. Al niño sordo sólo le llegan restos del lenguaje oral. Se adapta a esa experiencia limitada a través de la imaginación. Por tanto, el niño sordo tiene una potencia creadora y una facultad de adaptación excepcional, consiguiendo una enorme flexibilidad de pensamiento y enfoque. La personalidad de un niño sordo es decidida, fuerte y resiliente. Está ávido por descubrir formas de comunicarse. Su forma de interactuar con el entorno es a través del lenguaje no verbal, ya que la comunicación a través del lenguaje hablado, aunque limitada, es siempre más fácil.

¿Qué dificultades presenta un niño con discapacidad auditiva?

El hecho de no reconocer ni tratar una deficiencia auditiva afecta gravemente al niño en su habilidad para hablar y para comprender el lenguaje. La deficiencia provoca un bajo rendimiento escolar, marginación por parte de sus compañeros, aislamiento social y problemas emocionales. Esto dificulta su habilidad para adquirir conocimientos, crear relaciones sociales adecuadas, desarrollar habilidades de lenguaje, tener éxito académico, entre otros.

Te puede interesar:  Como Obtener El Borrador Dela Renta 2013 Por Internet
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine