Como Saber Si Un Bebe Es Intolerante a La Lactosa


¿Cómo Saber Si Un Bebé Es Intolerante a La Lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una afección en la que una persona no puede digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. La intolerancia a la lactosa ocurre comúnmente en los bebés, y es importante que los padres estén al tanto de los síntomas y signos para ayudar a los bebés a sentirse mejor.

Síntomas de Intolerancia a La Lactosa en los Bebés

  • Estreñimiento. El estreñimiento es uno de los síntomas más comunes de la intolerancia a la lactosa en los bebés, y es una señal de que el bebé no está digiriendo adecuadamente la lactosa.
  • Cólicos. Los bebés con intolerancia a la lactosa son propensos a tener cólicos severos después de comer alimentos lácteos o beber leche.
  • Protuberancias en la piel. Si el bebé es alérgico a la proteína en la leche, podría desarrollar protuberancias o manchas rojas alrededor de la boca o en los brazos después de tomar leche.
  • Náuseas y vómitos. Los bebés intolerantes a la lactosa también pueden sufrir náuseas y vómitos después de beber leche u otros productos lácteos.

Cómo Tratar La Intolerancia a La Lactosa en los Bebés

  • Reducir el consumo de alimentos lácteos. Es recomendable que los padres suspenda el consumo de alimentos lácteos hasta que se determine si el bebé es intolerante a la lactosa.
  • Proporcionar bebidas apropiadas. Si su bebé es intolerante a la lactosa, los padres deben proporcionarle una forma de alimentos alternativos como bebidas de soya y fórmula sin lactosa.
  • Buscar tratamientos médicos. Si los síntomas de la intolerancia a la lactosa no desaparecen, los padres deben visitar un pediatra para recibir tratamiento adecuado para su bebé.

En conclusión, los padres deben estar alerta a los síntomas de la intolerancia a la lactosa y buscar tratamiento médico si el bebé desarrolla algún tipo de reacción. Esto ayudará a los bebés a tener una dieta saludable y equilibrada sin sufrir una intolerancia a la lactosa.

¿Qué pasa cuando el bebé es intolerante a la lactosa?

En la intolerancia a la lactosa, el cuerpo no fabrica suficiente cantidad de lactasa para descomponer la lactosa. Por eso, la lactosa no digerida se deposita en el tubo digestivo y es descompuesta por bacterias, lo que provoca gases, hinchazón, retortijones abdominales y diarrea. La intolerancia a la lactosa no es una enfermedad grave, pero si el bebé es intolerante a la lactosa, debe seguir una dieta libre de lactosa. Además, las fuentes de calcio en la dieta del bebé también deben aumentar para compensar la eliminación de los alimentos lácteos ricos en lactosa.

¿Cuando un bebé es intolerante a la lactosa no puede tomar leche materna?

Cierto, los bebés que padecen galactosemia no pueden ingerir leche materna, ni ningún tipo de leche que contenga lactosa. La galactosemia es una enfermedad congénita –se nace con ella y es para toda la vida–, y su origen es genético, es decir, que su origen está en un error en la secuencia del ADN. Esta enfermedad hace que los bebés no sean capaces de digerir la lactosa, el azúcar de la leche denominada galactosa.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es un trastorno digestivo común que se produce cuando el cuerpo no puede digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y en los alimentos que los contienen.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa en bebés

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa a menudo incluyen:

  • Colicos
  • Hinchazón abdominal
  • Diarrea
  • Retraso en el crecimiento
  • Gas

Cómo saber si un bebé es intolerante a la lactosa

Para averiguar si un bebé es intolerante a la lactosa, los médicos generalmente recomiendan lo siguiente:

  • Documentar los síntomas y los alimentos que se le ofrecen al bebé
  • Realizar una prueba de hidrógeno en el aliento
  • Restringir la ingesta de productos lácteos
  • Sustituir los productos lácteos por otros lácteos bajos en lactosa

Prueba de hidrógeno en el aliento

Durante esta prueba, el bebé tendrá que beber una bebida de lactosa. Después, tendrá que soplar en un contenedor una o más veces durante un período de tiempo específico. Se tomará el aire expulsado y se medirá la cantidad de hidrógeno presente. Si los niveles de hidrógeno son altos, significa que el bebé es intolerante a la lactosa.

Te puede interesar:  Como Pedir Firma Digital
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine