Quantcast

Descubre Cómo saber que Mutua tiene mi Empresa

En España existen empresas que colaboran con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en materia de seguridad social para que cubra algunas de las contingencias que se puedan presentar a un trabajador, pero ¿Cómo saber que Mutua tiene mi Empresa? y conocer si de verdad está afiliado o que se debe hacer para estar ampara por ella, conózcalo a través de nuestro artículo.

Cómo saber que Mutua tiene mi Empresa-1

¿Cómo saber que Mutua tiene mi empresa?

Para cualquier trabajador es de mucha importancia conocer cuál es la mutua que tiene su empresa contratada, por lo que nunca está demás preguntarle a su jefe o superior que le indique el nombre de la misma, esta información es importante tenerla para cuando se presente un caso de emergencia, se produzca una baja o un accidente laboral.

La decisión de afiliarse a una determinada mutua es una labor que determina cada empresa, el trabajador únicamente hace uso de sus servicios y obtiene beneficios de ella. Cada empresa debe tener un departamento u oficina que se encargue de informar a sus trabajadores y sus beneficiarios que mutua les representa y los beneficios que ella aporta.

Además debe indicarles los números telefónicos de la mutua para que los tenga al momento de una emergencia, centros de atención para emergencias que se encuentren cercanos a su domicilio y lugar de trabajo. En casos muy extremos puede acudir a la Tesorería General de la Seguridad Social para que conozca más sobre su mutua y pedir cualquier información adicional.

Pasos a seguir para Conocer su Mutua

En cualquier momento puede suceder una enfermedad o un accidente laboral a un trabajador, algunos casos suelen ser muy leves pero otros podrían ser muy severos o incluso tan graves que puedan ocasionar la muerte del trabajador, es por eso que los trabajadores y la misma empresa deben manejar los mismos criterios para saber que se debe hacer en estos casos sobre todo si ocurre algo en el horario de trabajo.

Cómo saber que Mutua tiene mi Empresa-2

Las empresas tienen una alta responsabilidad en casos de un accidente, pero también se debe conocer que no todo accidente que ocurra mientras se está en posesión de un puesto de trabajo se puede calificar como accidentes laborales, y saber cómo clasificar los mismos le corresponde a los representantes del departamento de Recursos Humanos.

¿Qué debe hacer la Empresa?

De suceder un accidente la empresa debe darle asistencia médica al trabajador, por lo que su afiliación a la mutua es determinante, en caso de ser un accidente leve que suceda dentro de la empresa (un corte leve, caída) la empresa debe darle la atención al trabajador a través del uso de un botiquín de primeros auxilios que cada mutua debe proporcionar a la empresa.

Si el caso amerita o requiere de la asistencia de un médico, la empresa le debe dar al trabajador un volante para que sea atendido adecuadamente por un médico de la mutua. El volante es un documento en donde la empresa afirma que el accidente del trabajador ocurrió dentro de la empresa y en donde explica los detalles del mismo.

Si el trabajador no puede esperar acudir a que le atiendan sino que la atención debe ser inmediata se debe hacer una llamada al número de emergencia 112 o llevar al trabajador hasta un centro de atención afiliado a la mutua. Mientras es llevado el trabajador, la empresa debe ponerse en contacto con la mutua para explicar lo sucedido y que ésta le pueda hacer un seguimiento al trabajador en el centro de atención de emergencias.

Cómo saber que Mutua tiene mi Empresa-4

¿Qué debe hacer el empleado?

Al momento en que el trabajador recibe la asistencia se pueden dar tres situaciones que debemos especificar y que concierne a si el trabajador continúa o no prestando sus labores a la empresa:

  • Que el trabajador reciba una baja médica y este en incapacidad de trabajar de manera temporal porque no puede ejercer sus funciones.
  • Que el trabajador después del accidente continúe se incorpore a sus funciones, entonces la empresa debe informar a la mutua a los cinco días siguientes al accidente.
  • Si el accidentes es grave y ocasiona incapacidad al trabajador de manera permanente o que incluso cause la muerte del mismo, la empresa debe comunicárselo a la mutua en las 24 horas siguientes al suceso.

¿Qué se hace cuando en la Empresa no hay una Mutua?

En caso que la empresa en donde usted se encuentre trabajando no disponga de los servicios de una mutua que cubra los accidentes de trabajo o las enfermedades profesionales, usted debe acudir en primer lugar a la Inspectoría del Trabajo y hacer la denuncia respectiva, porque la ausencia de ella es una anomalía en las funciones de la empresa. Luego debe acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para que haga la solicitud del servicio médico que necesita.

Comprobar la Mutua de un Autónomo

No hay en España una mutua que se aplique o se consiga para un autónomo, para hacer la comprobación de un autónomo se debe comprobar el alta. Las únicas empresas o mutuas que prestan servicios para autónomos son Umivale y Fremap, los cuales prestan un servicio de puntual y muy característico, motivo por el cual cualquier persona autónoma que esté inscrito debe verificar cuál de ellas es la indicada, para que al momento de pedir un servicio este pueda ser prestado o avalado.

Al revisar la documentación del alta se puede conocer la mutua en donde se está afiliado. Si presenta alguna duda sobre esta información puede acudir a la Tesorería General de la Seguridad Social en donde puede conseguir aclarar todas sus dudas, en caso de necesitar algún formato que indique a cual mutua perteneces puede llenar la solicitud Modelo TA/0521 y a su vez en la sección 4.2 hace la elección de la mutua que le interesa.

¿Qué es la Mutua?

La Mutua o MATEPSS como se le conoce en España es un organismo que ayudan con la seguridad social de los trabajadores y que tiene sus funciones determinadas por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Su finalidad es hacer todos los trámites de las contingencias profesionales, enfermedades y accidentes dentro del trabajo.

Muchas mutuas prestas sus servicios a través de empresas afiliadas a ellas. Todos sus servicios están previstos en la Seguridad Social, por tanto estas entidades no tienen fines de lucro ya que se manejan por medio de la Legislación de Seguridad Social.

Contingencia para las Mutuas

Si la empresa en donde presta sus servicios hace el pago de las contingencias a la mutua para que le proteja, el trabajador que sufra un accidente laboral debe ir a un Servicio Público de Salud para que le atiendan en la necesidad que se le presente. Si debido al accidente sufrido el trabajador no puede ejercer nuevamente sus funciones el médico tratante debe darle la baja la que se debe enviar a la empresa en un periodo de tres días, para que así ésta la pueda enviar a la mutua.

De mantener un trabajador en baja, el médico que le trató debe hacer la confirmación de la misma para llevarla a la empresa. Si la relación con la empresa se termina y se le da de baja por contingencia, el propio individuo debe acudir a la mutua con esa confirmación. A las 24 horas siguientes de recibir el alta, el trabajador debe hacer la presentación del mismo en la empresa, y si la relación de trabajo con la empresa ha terminado debe entonces llevar esta alta a la mutua.

¿Quién paga? la Mutua o la Empresa

Si la baja del trabajador dura menos de un año, este debe recibir el pago de la nómina de igual manera como la recibía mientras trabajaba activamente, por lo que la empresa debe hacer el cobro de este dinero a la Mutua o seguridad Social. Si la incapacidad del trabajador es temporal, la prestación social tiene que ser pagada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social o el ente que le sirva de apoyo para el pago.

Si el accidente no fue laboral o se trata de una enfermedad común, el abono del subsidio correspondiente es por 15 días de baja y debe ser pagado por la empresa. Si continúa el día 16 en baja debe ser la Mutua o Seguridad Social quien se haga responsable del pago de su abono.

¿Cómo se Constituye una Mutua?

En España existen en la actualidad unas 20 mutuas que colaboran con la Seguridad Social y que están ubicadas en todo el territorio español. Ellas se encuentran asociadas a la AMATEPSS (Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social. El organismo funciona desde el año 1986 para hacer todas las gestiones de coordinar, representar, orientar, gestionar, fomentar y defender los intereses comunes de las mutuas.

Es por eso que sirven de representación institucional y de organizadores de las actividades de carácter general entre las que se pueden nombrar la prevención de los riesgos laborales. Crear una mutua debe tener un mínimo de 50 empresarios asociados y tener un mínimo de 30 mil trabajadores para que el volumen de las cotizaciones para contingencias profesionales sea de por lo menos 20 millones de euros.

Las mutuas deben gestionar la autorización de funcionamiento del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social e inscribirse en el registro que le corresponda para que sea publicado en el BOE (Boletín Oficial Español). Luego de estar autorizadas por este organismo se les entrega un número de identificación de mutua colaboradora en donde se hace la mención de su denominación.

Las principales mutuas que se encuentra en España son: Activa Mutua 2008, Cesma, Asepeyo, Egarsat, Fraternidad Muprespa, Fremap, Ibermutuamur, MAC, MAZ, MC Mutual, Mutua Balear, Mutua Gallega, Mutua Intercomarcal, Mutua Navarra, Mutua Montañesa, Mutua Universal,  Mutualia, Solimat, Umivale, Unión de Mutuas.

Las mutuas adquieren una personalidad jurídica una vez que han sido constituidas por lo que desde ese momento tienen autoridad para cumplir con sus funciones. Queda a potestad del empresario asociarse de manera libre a una de estas mutuas, viendo que las mismas se puedan adaptar a sus necesidades y las de sus trabajadores, viendo cuál es la calidad del servicio y la proximidad. Con el tiempo las mutuas han pasado de cubrir los accidentes de trabajo para cumplir con otras funciones como son:

  • Las gestiones económicas y de asistencia sanitaria que incluyen la rehabilitación en bajas medicas por accidentes de trabajo y enfermedades de tipo profesional.
  • Prevenir accidentes de trabaja y sus enfermedades.
  • Hacer las gestiones de prestaciones económicas por contingencias de tipo común.
  • Asumir las prestaciones de riesgos de embarazo o de la lactancia materna.
  • Asumir las gestiones de prestaciones por el cese de las actividades de los autónomos.
  • Asumir las prestaciones que se infieran por el cuidado de menores que estén afectados por el cáncer o cualquier otra enfermedad grave.

Todas estas prestaciones ayudan a cubrir a los trabajadores por cuenta ajena que se encuentren asociados a la mutua o también a los independientes que se encuentren afiliados, todo de acuerdo a sus requisitos y siguiendo las normativas pertinentes de la seguridad social. Son las propias mutuas quienes deben determinar si una enfermedad común se deriva en una enfermedad profesional y si se llega a necesitar de una asistencia sanitaria debe hacerse en las instalaciones de la mutua o sus filiales.

¿Cómo se hace un reclamo a la mutua?

Cuando una persona no está de acuerdo con alguna resolución o pago de la mutua se debe hacer la interposición de una reclamación previa, la cual en caso de ser desestimada por la misma se debe llevar a una demanda ante la Jurisdicción social.

Consejos y Dudas

Las mutuas fueron creadas para que sirvieran de apoyo en los procesos de prestar un servicio que es función de la seguridad social o que ésta debe cubrir. Ellas son importantes porque son las que cubren los accidentes laborales que le pueden suceder a cualquier trabajador. Están bajo la tutela del Ministerio del Trabajo y deben acudir y atender las emergencias de los trabajadores o sus accidentes.

Es común que los trabajadores sufran de algún tipo de riesgos dentro de sus funciones y dentro de su área de trabajo, que es lo que se ha denominado enfermedad profesional, por esta razón son muchas las empresas que usan las mutuas para que se hagan cargo de estas bajas médicas, las cuales deben demostrarse previamente, pero que por lo general cubren hasta un 98% de la totalidad de los gastos.

Muchas personas quieren saber de dónde se consiguen los recursos con los cuáles se financian las mutuas, pues bien estos proceden de las cotizaciones que se hacen por medio de la Tesorería General de la Seguridad Social y o por las inversiones en finanzas que hagan con estos recursos. Se estima que una mutua debe manejar un mínimo de 9 mil millones de euros por medio de las cotizaciones.

Como no tienen fines de lucro estos saldos positivos se van usando para que se incrementes sus reservas y asegurar que se disponga de los fondos necesarios para hacer los pagos de prestaciones, estas reservas se dividen en reservas para estabilizar contingencias profesionales, contingencias comunes, cese de actividades, asistencia social o de reserva complementaria.

Otros temas que le recomendamos que conozca se los dejamos en estos enlaces:

Cómo saber si me han aprobado la RAI en España

Requisitos para Cobrar la Ayuda Familiar en España

Seguro de Impago de Alquiler en España