Como Oimos


Cómo Oímos

El oído humano está construido para detectar sonidos desde los más silenciosos hasta los más intensos. Esta función se lleva a cabo mediante un proceso complejo que conecta los sonidos que llegan hasta nuestros oídos con nuestro cerebro.

Cómo Convertimos Los Sonidos en Signos Neurales

Todo comienza cuando el sonido entra en nuestro oído. A diferencia de las cámaras de fotos, en el oído no hay una película que recoja los sonidos. En su lugar hay dos partes, el oído externo y el oído interno, que trabajan para convertir los sonidos en señales eléctricas que llegan a nuestro cerebro.

Oído Externo

El oído externo es la parte visible de nuestro mecanismo auditivo y está compuesto por tres partes, un pabellón, un conducto auditivo externo y un tímpano. El pabellón recoge los sonidos que llegan desde el exterior.

El conducto auditivo externo es un tubo de la longitud de aproximadamente dos centímetros de diámetro. Está hecho de hueso y cartílago, acolchado con una membrana mucosa. Esta membrana absorbe los sonidos y los canaliza por el canal hacia el tímpano, ubicado al final del conducto auditivo.

Oído Interno

El oído interno está compuesto por tres partes principales, el laberinto óseo, el coclea y el sistema vestibular. El laberinto óseo es una estructura hecha de hueso que contiene el conducto auditivo interno, el cual recibe las señales del tímpano.

Te puede interesar:  Como Estirar La Parte Baja De La Espalda

La señal llega entonces a la coclea, una parte del oído interno en forma de caracola. Dentro de la coclea hay tres canales llamados canales semicirculares en los que se encuentran cilios los cuales se mueven con los sonidos. Estas vibraciones se convierten entonces en señales eléctricas y son trasladadas hasta el nervio auditivo.

Los Sonidos En Nuestro Cerebro

Una vez que el nervio auditivo recibe los impulsos eléctricos, los envía al cerebro para que los interprete. Esto significa que el sonido que percibimos es realmente el resultado de un proceso complejo en el que el oído:

  • Recoge los sonidos que llegan del exterior
  • Los convierte en señales eléctricas
  • Las lleva hasta el cerebro para su interpretación

Este proceso nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea y la importancia que tiene nuestro sentido de la audición. Todo esto sucede tan rápido que no lo podemos percibir conscientemente, pero es un proceso necesario para poder saber qué sucede a nuestro alrededor.

¿Cómo percibimos los sonidos y ruidos?

Percibimos el sonido a través del oído. El oído transforma las vibraciones exteriores en impulsos nerviosos que envía al cerebro. Sus partes son: Oído externo. El sonido entra en el oído externo a través del conducto auditivo. Oído medio. Esta compuesto por un conducto llamado tímpano y tres huesecillos: el martillo (malleus), el yunque (incus) y el estribo (stapes). Estos huesecillos actúan como altoparlantes para convertir la vibración en energía mecánica, que es transmitida al oído interno. Oído interno. El tímpano transforma y enviará la energía mecánica al oído interno. El oído interno contiene pequeños receptores en forma de cilias que envían la señal al cerebro a través de nervios. El cerebro interpreta los estímulos y reconoce los sonidos y los ruidos.

¿Cómo escuchar mejor con el oído?

Transcribir: mientras sea posible, se recomienda escuchar canciones o discursos y transcribirlos. Cuando se realiza este ejercicio con música también se recomienda intentar identificar acordes, armonías o ritmos; de este modo, el oído se esforzará por identificar cada una de estas partes. Esto ayudará a mejorar la habilidad para escuchar. Otra forma de mejorar el oído es intentar identificar los sonidos y palabras en un grupo de personas. Esto es útil para capturar la información de un lugar ruidoso o para entender conversaciones donde hay varias personas hablando al mismo tiempo. Una vez logrado esto, se debe tratar de escuchar los detalles de la conversación, como el tono de los hablantes y las palabras clave. Finalmente, los músicos interesados en mejorar su oído pueden escuchar a artistas y tratar de aprender sus melodías, armonías y muchos más detalles. Intentar replicar la música de otros puede ser una buena forma de entrenar el oído.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine