Como Nadar Para Mejorar Cervicales


Cómo nadar para mejorar la postura cervical

¿Te gustaría mejorar tu postura y aliviar los dolores de cuello, cuello y hombros? Nadando correctamente, es posible conseguirlo. Estas son algunas técnicas clave para mejorar tus cervicales con la natación.

1. Calentamiento

Es fundamental comenzar tu entrenamiento de natación con un calentamiento adecuado. El propósito es preparar los músculos y articulaciones a fin de evitar lesiones. Las técnicas más recomendadas son los estiramientos, principalmente de cuello, hombros y espalda. De esta forma, ayudarás a prevenir lesiones y mejorarás tu postura.

2. Técnicas de natación

Una vez que hayas hecho un buen calentamiento, puedes comenzar tu entrenamiento de natación. La natación tiene una gran variedad de técnicas, cada una de las cuales trabaja diferentes partes de tu cuerpo. Si quieres mejorar tu postura, lo mejor es practicar los estilos de natación que entrenan los músculos y articulaciones del cuello y los hombros, como:

  • Estilo vaso: Mejora la postura del cuello y los hombros.
  • Estilo mariposa: Trabaja los músculos de la espalda, los hombros y los brazos.
  • Estilo crol: Estira y fortalece los músculos de la parte superior del cuerpo.

Puedes probar la técnica que mejor se adapte a tus necesidades. En caso de duda, puedes pedir ayuda a un entrenador cualificado.

3. Refuerza la postura con ejercicios fuera del agua

No sólo la natación es importante a la hora de mejorar tu postura. Es importante también el fortalecimiento de los músculos fuera del agua. Puedes hacer ejercicios de estiramiento, fortalecimiento y estabilización, tales como los ejercicios para la rectitud del torso. Estos ejercicios te ayudarán a aliviar el dolor de cuello y a mejorar tu postura.

Conclusión

Nadar correctamente es una excelente forma de mejorar tu postura y aliviar los dolores de cuello, cuello y hombros. Hacer calentamiento adecuado, practicar técnicas de natación específicas y reforzar los músculos fuera del agua te ayudarán a conseguir tu objetivo.

¿Qué estilo de natación es mejor para las cervicales?

Por ejemplo, si se tienen problemas cervicales, aconsejan nadar a crol con snorkel, a crol normal (si se tiene una técnica correcta que no genere molestias en la zona) y a espalda normal. También se recomienda realizar estiramientos después de la natación para aliviar los espasmos o la tensión musculares.

¿Qué deporte es bueno para fortalecer las cervicales?

Natación: Ya sea para dolores lumbares o cervicales, la natación es el deporte más adecuado, esquivando siempre aquellas actividades que supongan movimientos agresivos. La natación y los ejercicios en el agua sirven para desoxidar los músculos de la espalda y reducir el dolor. Además, la gravedad no existe en el agua, lo que ayuda a que los espasmos cervicales se alivien. Pilates: El pilates también es una excelente actividad para fortalecer los músculos de la espalda, especialmente la región cervical. Los beneficios incluyen mejorar la movilidad, equilibrio, flexibilidad y fuerza. Yoga: El yoga puede ser una excelente forma de calmar el dolor de cuello y fortalecer los músculos a la vez. Esta técnica está basada en la respiración y movimiento conscientes que permiten conectar el cuerpo con la mente. Estira: Es importante fortalecer los músculos con estiramientos específicos y suaves según la región a trabajar. Estos ejercicios ayudan a relajar el cuello y los músculos alrededor, desencadenando el alivio del dolor.

¿Cómo nadar si tienes problemas de cervicales?

– Problemas de cervicales, como una rectificación: en este caso podrías elegir nadar a crol (normal o con la cabeza fuera), a espalda normal y, en especial, a braza. – Hiperlordosis cervical: si esta es tu dolencia, puedes nadar a espalda, pero recuerda hacerlo con la barbilla inclinada hacia el pecho. Esto ayudará a relajar la zona cervical. – Asegúrate de hacer ejercicios de fuerza y flexibilidad para el cuello antes de nadar para preparar tu cuerpo. – En la piscina ve respetando los límites de tu cuerpo: no empujarte más allá de lo que puedas. Esto es especialmente importante si no has nadado durante mucho tiempo. – Si tienes dolores, debes parar inmediatamente y obtener el consejo apropiado de un profesional.

¿Qué ejercicios no debo hacer si tengo problemas de cervical?

En el caso concreto de las cervicales, los ejercicios de peso que más peligro pueden acarrear son los de barra, pues cuando el peso sobrepasa tus posibilidades al elevarlo por encima de los hombros, la zona de tu cuerpo donde se focaliza el esfuerzo extra es la zona cervical. Asimismo, evita otros ejercicios que comporten movimientos muy repetitivos con la cabeza, como por ejemplo los ejercicios abdominales con rueda.

Te puede interesar:  Como Pedir El Paro Online
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine