¿Cómo manipular a mi novio para que haga lo que quiero?

     ¿Cómo manipular a mi novio para que haga lo que quiero? Al estar con nuestra pareja, no hay nada mejor que haga todo lo que le pedimos, nos hace sentir especiales y que lo mueve más el amor que otra cosa. Pero puede haber situaciones donde diga que no o no esté en disposición de no hacerlo. Cuando pasa esto, podemos aplicar ciertas técnicas de manipulación, sencillas y que cualquier chica puede aplicar con su pareja.

Ten en cuenta siempre lo que pides, trata de no abusar de este recurso, y que esas pequeñas cosas que pedimos estén al alcance de lo que puede ofrecer. No podemos pretender usar estas técnicas para pedir cosas exageradas, úsalas con responsabilidad y en ocasiones puntuales.

Usar la cara tierna o como se conoce popularmente, cara de gatito

Esta técnica nunca falla, cuando le pedimos un detalle o que haga un favor, o simplemente una acción por capricho, y nos dice que no o duda mucho, al hacer la cara de gatito sentirá la ternura de una manera que no podrá negarse. Para hacerlo es fundamental el uso de la voz baja que complementa el uso de la cara tierna.

En la cara tierna en sí, para lograrla lo miramos directo a los ojos, de modo que las pupilas estén mirando hacia arriba, y hacer pucheros poco exagerados. Al hacer este gesto es inevitable que no haga lo que queremos.

Muestra seguridad y confianza a la hora de pedirle el favor

Si le pedimos un favor, y lo hacemos con la cara más seria y con una actitud imponente, crearemos una falsa sensación de madurez, por lo que no dudará en hacer lo que le pedimos. Generalmente esta técnica se usa cuando es muy serio o con mucha urgencia, también la podemos usar cuando queremos jugar un poco con él.

Hazlo sentir culpable

Esta otra técnica es otra que no falla, usar frases haciendo referencia a que estamos decepcionadas, por lo general el remordimiento de conciencia será tan grande que cede al momento. No tendremos que hacer gran cosa, simplemente insinuar por encima que estamos decepcionadas.

Para complementar esa sensación de culpables, usamos frases como: “hace tiempo que no salimos” y similares, de modo que pueda aumentar la decepción y haga lo que estamos buscando.

Combinar la molestia con la decepción

A parte de la decepción, si mostramos una cara y actitud de molestia, será el complemento perfecto para que ceda. Debemos hacer ver que la molestia no es gran cosa, tampoco se trata de exagerar la situación, porque en un momento donde sea un enojo mayor, no será el mismo control de lo que sucede.

Usar la técnica de la indiferencia

La indiferencia es otra técnica que no falla, cuando quiera hacer algo o nos dé su respuesta negativa, actuar como si no nos importara, será una sensación muy desagradable, por lo que intentarán mejorar la actitud, y como de por medio hay un favor, lo hará con tal de vernos sonreír o con la actitud de siempre.

Manipularlo a través del sexo

Los hombres son muy débiles en general, y el sexo es la manera más fácil para lograr que haga cualquier cosa, por eso tener sexo y luego insinuar lo que queremos será suficiente para que haga lo que pedimos. Si estamos en un sitio público y no podemos ser tan explícitos, podemos usar toqueteo, roces y mensajes eróticos, de esta manera se mantendrá excitado y hará cualquier cosa.


ParadaCreativa Web
Descubrir Online Web*
IK4 Web
Seguidores Web
MiBBMeMima Web
Minimanual Web
Un Como Hacer Web
Tarabu Web
Ejemplos NXt Web
GamingZeta Web
LavaMagazine Web
TipoRelax Web
Trucoteca Web
ZonaHeroes Web
TipoRelax Web