¿Cómo hacer el algodón de azúcar sin máquina?


     ¿Cómo hacer el algodón de azúcar sin máquina? El algodón de azúcar es un dulce típico que encontramos en las ferias regionales de cada país, su sabor y olor inconfundibles, ese color rosa y azul que los identifica, nada más con ver una imagen nos estamos transportando a esa feria o al parque de atracciones. En muchos casos para comerlo, hay que esperar ese momento del año y comer el algodón, pero a veces no podemos esperar tanto tiempo.

El algodón de azúcar tiene una limitante muy importante, y es su preparación, que se hace a través de una máquina especial para ese trabajo. Sin ella es casi imposible hacer nuestro propio algodón, aunque se puede con ciertas técnicas pero se debe tener mucha paciencia y una habilidad en la cocina.

¿Cómo se hace el algodón de azúcar con la máquina tradicional de feria?

Cómo en las ferias o parques de atracciones son miles los visitantes, se necesita de una máquina capaz de producir en el menor tiempo posible el mayor número de algodones. Para su preparación la persona utiliza caramelo y colorantes que va regando en el fondo del plato de la máquina.

Al encenderla, mediante un proceso químico, el caramelo se va convirtiendo en hileras pequeñas, con una paleta de madera se le va dando vueltas hasta conseguir el aspecto de algodón y la cantidad suficiente para ser vendido.

Te puede interesar:  ¿Cómo calcular una relación de transmisión por poleas?

¿Por qué es tan complicado hacer algodón de azúcar sin la máquina?

Lo más complicado de este proceso es hacer el caramelo en pequeñas hileras, para luego juntarlo todo y dar con la forma del algodón. Sin la máquina lleva mucho tiempo aunque no es imposible, pero hay que tener paciencia y no se recomienda hacerlo para vender por nuestra cuenta, porque la cantidad de trabajo no remunera el total de lo vendido.

¿Cómo hacer el algodón de azúcar sin máquina?

Para hacer el algodón de azúcar, debemos colocar a cocinar unos 800 gramos de azúcar, y añadirle una taza de miel de maíz, una taza de agua, media cucharada de sal, una cucharada de extracto de frambuesa, freza o cereza, la que tengamos a disposición, y para finalizar, 2 gotas de colorante, preferiblemente de color azul, rosado o verde.

Ahora en una cacerola grande, mezclamos el azúcar con la miel de maíz y la sal, mezclamos todos los productos hasta que se derrita el azúcar, usamos una brocha de repostería para los costados de la cacerola y que el azúcar no quede impregnado en ellos, de forma que le permita crear los cristales. Usamos un termómetro para dulces y medimos el fuego para que se cocine a unos 160 C (320 F).

Preparamos la mesa para formar los hilos

Una vez el caramelo está derretido y listo para trabajarse, en una mesa colocamos una tabla grande y la forramos con papel de hornear, agarramos un batidor de globo y lo sumergimos en la mezcla, retiramos y dejamos que escurra por un segundo, rápidamente llevamos el batidor hacia el papel y lo vamos restregando por toda la zona, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.

Te puede interesar:  ¿Cómo vender por eBay desde México?

Ahora cogemos un palo de madera o cualquier otro soporte similar, y lo envolvemos en el caramelo, de modo que pueda envolverse, se puede comer en ese instante o guardarlo en una bolsa hermética y se lleva al congelador, que esté alejado de la humedad y se enfríe lo suficiente.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine