Como Hacer Ejercicios Kegel


Cómo hacer ejercicios Kegel

Los ejercicios Kegel son una forma segura y efectiva para mejorar la salud íntima de todos los individuos, tanto hombres como mujeres. Estos ejercicios fortalecen significativamente los músculos del suelo pélvico, mejorando la salud de la vejiga, el abdomen y los órganos sexuales.

Instrucciones para hacer ejercicios Kegel

  • Primero: Siéntate o acuéstate cómodamente. Aprieta tu abdomen, como si trataras de contener un gas.
  • Segundo: Enfoca tus energías en los músculos específicos. Estos se encuentran a ambos lados de la vagina/pene y en la parte inferior del abdomen.
  • Tercero: Contrae tus músculos del suelo pélvico y sujétalos por 5 segundos.
  • Cuarto: Relájalos y descansa por 10 segundos.
  • Quinto: Repite el proceso hasta completar 10 repeticiones.

Se recomienda practicar estos ejercicios hasta 3 veces al día para alcanzar resultados óptimos. Los resultados de estos ejercicios no se ven de inmediato, pero si se sienten.

Beneficios de los ejercicios Kegel

  • Mejora la resistencia y la potencia sexual.
  • Ayuda a prevenir la incontinencia urinaria.
  • Ayuda a prevenir el prolapso de la vejiga.
  • Fortalece la zona íntima y aporta mayor sensibilidad.
  • Mejora los orgasmos para ambos sexos.

Es importante recordar que estas prácticas deben ser complementadas con una alimentación balanceada, así como el ejercicio regular para lograr los mejores resultados.

Ejercicios Kegel: Qué son y cómo hacerlos

Los ejercicios Kegel son formas de entrenamiento para los músculos del suelo pélvico. Estos ejercicios tienen la finalidad de incrementar la tonificación y la resistencia de estos músculos, lo cual tiene una gran variedad de beneficios a la salud. Algunos de ellos son:

  • Aumentar el control de orina y reducir el riesgo de sufrir incontinencia.
  • Fortalecer la zona en todas sus áreas, como la vejiga, el recto, los órganos sexuales y demás. 
  • Prevenir (o reducir) disfunciones sexuales femeninas.

¿Qué necesitas para hacer los ejercicios Kegel?

No necesitas nada más que tu cuerpo para poder ejecutar estos ejercicios. ¡Todo lo que necesitas es entrenar tus músculos del suelo pélvico en la forma correcta!

Paso a Paso para hacer ejercicios de Kegel

  1. Encontrar los músculos del suelo pélvico es la primera etapa. Puedes lograr esto al momento de orinar. Para identificar esos músculos, debes tratar de parar la orina a mitad de camino. Esta es una señal de que has llegado al punto adecuado.
  2. Una vez encontrados los músculos, estos pueden entrenarse en cualquier parte. Realiza los ejercicios sin los ropa para garantizar una mejor performance.
  3. Cuando hayas encontrado los músculos del suelo pélvico, la siguiente meta es apretarlos de forma suave, sin sentir dolor o imposibilitar de alguna forma el flujo sanguíneo. Haz esto durante 10 segundos y luego relájalos. 10 segundos para apretar y 10 segundos para relajar.
  4. A medida que los músculos no sean un desafío para ti, aumenta la cantidad de veces que repetirás estos ejercicios. Lo ideal son unas 8-10 repeticiones.
  5. Es importante que, después de cada ejercicio, descanses por unos segundos antes de iniciar el siguiente. Recuerda que tu objetivo es incrementar la tonificación y la resistencia, y no acabar desmayado.

¡Fíjate tu meta y confía en ti mismo! Si ejecutas los ejercicios de Kegel de forma constante y correcta, verás los resultados luego de un mes.

¡Suerte!

Cómo Realizar Ejercicios Kegel

Los Ejercicios Kegel están diseñados para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Tener una buena resistencia muscular en el área pélvica puede mejorar la vida sexual, aliviar los síntomas de incontinencia urinaria, mejorar la circulación y prevenir lesiones en la área.

Identifica Tus Músculos

Lo primero que hay que hacer para realizar ejercicios Kegel es encontrar los músculos pelvianos. Una buena manera de hacerlo es:

  • Orina y conéctate con la sensación de los músculos que se contractan para parar. Estos son los músculos que estás tratando de fortalecer.
  • Intenta también apretar y liberar repetidamente los músculos. Esto te ayudará a tener una mejor conciencia de los músculos que estás usando.

Realiza los Ejercicios

Una vez que hayas localizado tus músculos pélvicos puedes comenzar a ejercitarlos. Lo mejor es comenzar haciendo éstos ejercicios:

  • Aprieta los músculos del suelo pélvico durante 3 segundos y relájalos.
  • Empieza con 10 repeticiones y aumenta hasta 15.
  • Intenta realizar los ejercicios 3 veces al día.

Realiza Variaciones

Una vez que hayas practicado los ejercicios básicos, puedes intentar con diferentes variaciones de los mismos. Por ejemplo:

  • Aprieta los músculos durante 5 segundos y suéltalos para descansar 10 segundos.
  • Alterna entre apretar y relajar los músculos durante 20 segundos.
  • Tómate el tiempo para relajar y contraer tus músculos pélvicos varias veces al día.

Si tu problema no mejora con los ejercicios Kegel, consulta con tu médico para buscar tratamientos adicionales.

Te puede interesar:  Como Se Calcula El 20 Por Ciento
Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine