¿Cómo confesarse con un sacerdote?


¿Cómo confesarse con un sacerdote? Los pecados son aquellas malas acciones que hacemos en algún momento de la vida. Desobedecer uno de los diez mandamientos es pecado, y para poder tener nuestro cuerpo y alma en paz, hay que confesarnos para poder estar en paz con Dios y con nuestra propia conciencia. Cuando se habla de una confesión, las personas se asustan y le dan un sentido más serio e imponente de lo que en verdad es.

¿Qué es la confesión?

     Confesarse significa expresar nuestros pecados a un padre o sacerdote, y que él como representante de la iglesia divina y de Dios, nos escuche y perdone por ellos. Para hacerlo no hay un requerimiento especial, simplemente ir a la iglesia y confesarnos. El proceso es rápido y cualquier persona deber hacerlo.

¿Cuándo se debe hacer la primera confesión?

Generalmente la primera confesión se hace después de la primera comunión, y la primera comunión se realiza en un periodo comprendido entre los 7 años y los 12 años. Si no hemos hecho la primera comunión, no es necesario hacerla completamente para poder confesarnos, simplemente con asistir a la iglesia y visitar el confesionario, donde habrá un sacerdote escuchando nuestros pecados.

¿Cuál es el proceso para confesarse?

Lo primero es ir a la iglesia sabiendo que hemos cometido muchos pecados, aunque este punto es un poco irrelevante o redundante, ya que todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas, hemos cometido pecado, ya sea de pensamiento o una mala acción. Es importante recordar todo lo malo que hemos hecho durante ese periodo de tiempo que no nos hemos confesado.

Te puede interesar:  ¿Cómo desinflamar las cejas tatuadas?

Al estar en la iglesia, primero nos sentamos en una de las bancas y hacemos una oración corta, esperamos un tiempo para ver si hay personas confesándose, en caso de no ver a nadie, nos aseguramos que ahí se encuentra el sacerdote y pasamos.

¿Qué pecados debo confesarle al sacerdote?

Cuando ya estamos frente a frente, el sacerdote irá preguntando una serie de posibles pecados que hemos cometido, y debemos ir contestando uno por uno, afirmativa o negativamente, todo desde la verdad, sin obviar ningún pecado. Luego, cuando pase un tiempo, el sacerdote pedirá que una lista de los pecados que hemos cometido, con todas las acciones cometidas.

En este paso, es importante que no estemos nerviosos, recordemos que todo el mundo ha pecado en algún momento, y confesarlo nos dará la paz espiritual que buscamos cuando pasemos al cielo. Además, si los pecados son irrelevantes, no será necesario esconderlo o preocuparse por cualquier cosa.

En caso de que hayamos cometido un pecado capital muy fuerte, va hacer falta algo más que simplemente confesarse, debemos buscar una solución más profunda, entregándonos en cuerpo y alma para obtener el perdón de Dios.

Seguir todos los pasos que indica el sacerdote para completar la confesión

Una vez hemos terminado de confesarnos, procedemos a realizar todo lo que pide el sacerdote, rezar los Padre Nuestro y Dios te salve María necesarios, arrepentirnos de corazón y así culmina la confesión.

Podemos confesarnos por segunda vez en el momento que creamos necesario, puede ser pasado unas semanas, unos meses o un año.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine