Quantcast

Carteras Colectivas: ¿Qué son?, ¿Cómo invertir? y más

Las carteras colectivas, son maneras específicas de ejecutar ahorros y con estos llevar a cabo inversiones con un fin específico, que es el rendimiento, teniéndose que se colocan los recursos en un portafolio de activos administrado por especialistas, según el reglamento acordado. Descúbrelo aquí.

Carteras colectivas

Las carteras colectivas

Estas igualmente se identifican con el nombre de “Fondo de Inversión Colectiva”, o simplemente por sus siglas, “FIC”. Las mismas corresponden a una forma de utilidad y ganancia financiera que le otorga y facilita a un conjunto de individuos unir sus ahorros. Teniendo como fin común, el hecho de invertirlo a la vez, donde además establecen ciertas normativas y pautas. Donde estas son las que llegan a limitar la utilización que finalmente va a tener adjudicado cada uno de los recursos entregados.

Cabe destacar, que la gestión y manejo de los recursos o fondos, se presenta bajo la colocación y responsabilidad de uno o más individuos, siendo colegiados en finanzas que es una de las Carreras más pagadas en Colombia. Esto es porque son especialistas en el área y son conjuntamente los que tienen la obligación y conformidad de suministrarles a los inversionistas tanto el rendimiento de acuerdo al aporte, como la notificación de pérdida si la hubiere.

Es importante hacer mención, que, en las carteras colectivas, lo usual es, que se encuentre una considerable cuantía de hasta miles de personas reunidas, en las que tienen como objetivo determinado, adjudicar sus ahorros a un fondo colectivo, para perseguir un provecho. En tal sentido, según el “Decreto 1242 de 2013”, específicamente del 14 de junio, en su artículo 3.1.1.2.1, referente a lo que es un fondo de inversión colectiva, establece que:

“Para los efectos de esta Parte se entiende por Fondo de Inversión Colectiva todo mecanismo o vehículo de captación o administración de sumas de dinero u otros activos, integrado con el aporte de un número plural de personas determinables una vez el fondo entre en operación, recursos que serán gestionados de manera colectiva para obtener resultados económicos también colectivos.”

¿Quién puede administrar las carteras colectivas?

Las personas principalmente facultadas, para administrar estas maneras específicas de ahorro e inversión, son las que se denominan “Sociedades o Entidades Fiduciarias”. Por lo que son las que gestionan y destinan las negociaciones de los recursos colocados en el “portafolio de activos”, por el conjunto de individuos.

Aparte, se encuentran con este mismo dominio, atribución y capacidades, los que se denominan “Comisionistas de Bolsa” y las “Sociedades Administradoras de Inversión”.

¿Qué es una Sociedad o Entidad Fiduciaria?

Son las creadas de forma anónima, por un grupo de personas colegiadas y especialistas en la administración, gerencia, procedimientos, tramitación, negociación, trato e intercambio por cuenta de terceros. Esto quiere decir, que prestan a las personas un servicio financiero. Teniéndose, que se deben encontrar en todo momento disponibles para ser observadas, auditadas, controladas y fiscalizadas por la “Superintendencia Financiera de Colombia”.

¿Dónde consigue el basamento la Sociedad Fiduciaria?

Para llevar a cabo los procedimientos de inversiones disponibles a través de los recursos colocados por el conjunto de interesados, en las carteras colectivas, la Sociedad Fiduciaria, actúa de acuerdo a un reglamento, donde este, en su momento, es el que instauraron bajo conformidad y determinación, los diversos inversionistas ahorradores.

Teniéndose que todas y cada una de las pautas y restricciones, se hallan con el respaldo y aval de documentos definidos. Por lo que, en este, es donde se encuentran establecidas las normativas que limitan y adjudican el uso de cada uno de los recursos y por ello es que se maneja única y exclusivamente según las reglas asentadas.

A su vez, la Sociedad Fiduciaria, es la que se encarga de mantener informados de forma obligatoria a todos y cada uno de sus inversionistas. Esto es tanto de las ganancias, como de las pérdidas de sus inversiones, cada vez que se susciten en las diferentes negociaciones o transacciones.

¿Quiénes son los Comisionistas de Bolsa y las Sociedades Administradoras de Inversión?

Estos, al igual de las Sociedades Fiduciarias, son los que están autorizados para administrar las carteras colectivas, en las que los inversionistas previamente colocaron sus recursos.

Por su parte, un “Comisionista de Bolsa”, es una sociedad anónima, en la que se encuentran especialistas, cuya labor es efectuar tanto la compra, como la venta de títulos valores de participación. Igualmente cumplen la función de orientar, informar y ejecutar transacciones a denominación particular o en beneficio y amparo de terceras personas.

Respecto a las “Sociedades Administradoras de Inversión”, estas tienen el cometido de acoger o tomar los abonos de recursos adjudicados en las carteras colectivas donde el uso permitido es el de asumir, establecer, gestionar y diligenciar un fondo de inversión, para el beneficio de los integrantes contribuyentes de los recursos.

¿Qué sucede con las ganancias obtenidas en las carteras colectivas?

Las ganancias que se reciben, en las transacciones ejecutadas, en las diferentes carteras colectivas por las:

  • Sociedades Fiduciarias
  • Comisionistas de Bolsa
  • Sociedades Administradoras de Inversión

Deben ser exclusiva y proporcionalmente adjudicadas a cada uno de sus beneficiarios donde estos, se refiere a los inversionistas que colocaron sus recursos, teniéndose que el provecho, es de acuerdo al porcentaje de su aporte o contribución. Por otra parte, lo usual, es que se les provea el bien recibido a estos, de forma diaria y continua.

Clasificación de las carteras colectivas

Estas pueden ser:

  • Abiertas: Donde la liberación y uso del recurso recibido de ganancia, se puede realizar en indistinto momento sin limitación.
  • Escalonadas: El acceso a los recursos adjudicados, son disponibles para su uso, en el instante en que finalicen los lapsos dispuestos en el reglamento. Teniéndose, que obligatoriamente el lapso que se maneja como mínimo es de 30 días, por lo que no puede ser bajo ningún concepto inferior a esta cantidad de días.
  • Cerradas: Posee la restricción de que los recursos recibidos de las participaciones en su totalidad, únicamente se pueden disponer al concluir los acuerdos de las disposiciones y lapsos establecidos en el reglamento del Fondo de Inversión Colectiva.

Clasificación de las carteras colectivas

Ventajas de invertir en las carteras colectivas

Las principales que las identifican en las diversas carteras colectivas son:

  • Es factible iniciar una inversión con montos de hasta 20.000 pesos, por lo que ya no es exclusivo u obligatorio manejar elevadas sumas de dinero para un provecho.
  • Se pueden manejar sin acuerdo de permanencia, esto quiere decir, que los beneficios recibidos perfectamente se pueden movilizar en el momento que se requieran.
  • La gestión de los recursos es llevada a cabo por un personal experto en finanzas responsable de las estrategias. Esto hace que ninguno de los inversionistas que adjudicaron su dinero en el fondo tenga que intervenir para manejar los recursos y negociaciones.
  • La totalidad de los recursos colocados por los inversionistas se gestionan bajo las reglas establecidas en el acuerdo previo, en tal sentido las estrategias son basadas en ellas. Por lo que el dinero depositado en el fondo de inversión no podrá ser gestionado con un fin distinto al que posee y por el que tiene permiso. Esto significa que la posibilidad de riesgo es muy reducida o restringida.
  • Las carteras colectivas en ningún momento son una reserva o economía planeada, esto quiere decir, que sus inversionistas son libres de incrementar o disminuir el nivel de negociación en el momento que lo crean conveniente.
  • Estimula la práctica continua del ahorro y las negociaciones, con lo cual se incrementa la factibilidad de la mejora económica tras las exitosas estrategias y ganancias.
  • Las capacidades de riesgo están limitadas al nivel de permiso de los acuerdos establecidos.
  • Los inversionistas que sientan peligro o mal manejo de su inversión, tienen la plena facultad de solicitar la figura de un Defensor del consumidor financiero donde este tiene la capacitación de evaluar los recursos y ser mediador para beneficio del inversionista y su aporte.

¿Cuáles son los tipos de activos en los que invierten las carteras colectivas?

Los diversos tipos de activos en los que negocian las carteras colectivas varían de acuerdo a la velocidad con la que se desee la respuesta de la negociación y estas son:

Renta fija

En esta la inversión es un tanto reservada, en el aspecto de que se maneja con el objetivo de un bajo riesgo de los recursos. Las negociaciones se llevan a cabo en acciones, “Certificados de Depósito a Término” o CDT, que son títulos que causan un provecho bajo un plazo establecido. Igualmente, los “Títulos de Deuda Pública” o TES, que los emite el gobierno y los gerencia el Banco de la República. Por otra parte, los bonos corporativos, que son financieros y son las corporaciones las que los tramitan, entre otros.

Renta variable

Respecto a esta, generalmente la inversión de los recursos de las carteras colectivas se da para lo que es las acciones, donde estas son títulos que permite entonces convertirse en accionista de la empresa que los emite. Junto a esta igualmente se da la inversión con monedas de otras naciones. Cabe destacar que estas inversiones son altamente arriesgadas y conjuntamente de mayores ingresos, por lo que el inversionista busca obtener un sustancioso provecho tras el peligro de perder los recursos.

Renta mixta

Esta inversión de carteras colectivas se efectúa de la unión de la renta fija con la renta variable. En esta el nivel de peligro que enfrenta el recurso se cataloga como moderado porque existe la factibilidad de arriesgar más que en la renta fija, con tal de obtener una mayor rentabilidad.

Fondos globales

En estos se da un nivel de inversión totalmente flexible y por demás amplio, en el que existe un mayor abarque del mercado a través de las acciones de empresas internacionales.

Fondos globales en carteras colectivas

Alternativos

En esta categoría de inversión se incluyen todas aquellas que por cualquier motivo no se encuentran presentes en la renta fija, variable, mixta y fondos globales. Por lo que son totalmente distintas y ajenas a las anteriores. Es este sentido, el inversionista debe ser más riguroso y detallado, porque entre las disponibilidades se pueden dar hasta descuentos de facturas.

Igualmente, cancelaciones previas de demandas contra el gobierno, en el que se manejan deducciones compensatorias por el lapso que se debe esperar para percibir el provecho. Es por ello, que estas inversiones se califican como muy riesgosas, debido a lo indeterminado del tiempo. No obstante, para el inversionista merece la pena por la alta rentabilidad que establece la negociación de su fondo.

Inmobiliarios

Estas inversiones de carteras colectivas se catalogan del campo no financiero, con un nivel de riesgo entre moderado y muy elevado. Esto es motivado a que abarcan todo lo que son los planes concernientes al área de la construcción por lo que se integran completamente a las gestiones del rubro inmobiliario.

La manera en que se efectúan las inversiones es a través de las adquisiciones de diversas construcciones que generen una rentabilidad mensual, como hoteles, locales comerciales, entre otros. Igualmente incluye las inversiones que tienen que ver con remodelaciones, que es lo que finalmente ocasiona un mayor provecho en las ventas. Donde indudablemente con la combinación de los aspectos, el rendimiento es sumamente atractivo.

Características de las carteras colectivas

Las particularidades que identifica a las carteras colectivas son:

  • Incentivar los diversos mecanismos de ahorro e inversiones, que son los que traen consigo las diferentes maneras y oportunidades de hacer incrementar el capital obtenido. Teniéndose que la capacidad de rentabilidad va en conjunto a los acuerdos y tipo de inversión, pudiendo ser a corto, mediano o largo plazo.
  • Los recursos existentes en los fondos poseen el dominio, gestión, control, respaldo y responsabilidad de un personal experto en el área de inversión. Estos a su vez son los que están capacitados para que el manejo de los recursos fluctúe con el menor riesgo posible.
  • El personal que maneja los fondos de las carteras colectivas se haya avalado por el AMV o “Autorregulador del Mercado de Valores”. Esta es una entidad privada que cumple los objetivos de moderar, regularizar, inspeccionar, entrenar, reglamentar y respaldar al mercado de valores de Colombia.
  • Posee la virtud de permitir la inversión a través de diferentes activos, que es lo que se denomina diversificación, cuyo fundamento es el de incrementar el provecho al menor riesgo. Esto paralelamente es lo que facilita la intervención en los diversos mercados o sectores de la economía, ampliando así las alternativas de negociaciones.
  • Los inversionistas que adjudican sus recursos, tienen la facultad de mantenerse informados porque sus administradores poseen la obligación de publicar a modo actualizado todo lo que se relacione con los fondos manejados.
  • Cada recurso administrado por las Sociedades Fiduciarias, Comisionistas de Bolsa o Sociedades Administradoras de Inversión, se encuentran bajo la inspección y control de la “Superintendencia Financiera”, junto al “Autorregulador de Mercado de Valores” o AMV.
  • Todas y cada una de las carteras colectivas poseen un reglamento cuya autorización es dada exclusivamente por la “Superintendencia Financiera”.

¿Cómo invertir en las carteras colectivas?

La manera viable de invertir en las carteras colectivas inicia tomando en consideración los sucesivos factores:

  • Propósito de la inversión.
  • El lapso de tiempo en que se desea obtener el provecho.
  • La cantidad de rentabilidad estimada.
  • Frecuencia en la que se establece el monto estimado a invertir y por consiguiente a recibir tras la negociación.
  • Nivel de riesgo que se está dispuesto a aceptar.

En el que al tener puntualizado cada alcance, el siguiente paso es el de escoger la Sociedad Fiduciaria, el Comisionista de Bolsa o la Sociedad Administradora de Inversión, que cumpla con las mismas. Teniéndose que previamente es necesario analizar a detalle lo que cada una es capaz de ofrecer y asumir, donde las limitaciones del inversionista son de relevante decisión. Esto es porque todo debe ser armonioso para que finalmente el riesgo otorgue el provecho establecido.

Una vez adjudicada la forma en que se manejara el fondo del inversionista, este tendrá asignado una “cuenta de inversión”, por la cual hará el depósito del ingreso a manejar como recurso y a la vez será la que le permita efectuar el retiro de las ganancias percibidas de la negociación. Por lo que los fondos que ingresen en la cuenta, son el recurso que los administradores de las carteras colectivas tendrán la potestad de invertir en cada transacción que estimen conveniente.

El rendimiento que adjudique las inversiones giradas con los recursos es finalmente depositado en cada cuenta de inversión a modo diario, debido a que se maneja como una Cuenta de cobro. En el que el nivel de rendimiento es de acuerdo al porcentaje del aporte entregado y utilizado en la inversión. Teniéndose que todos los inversionistas que intervienen en la misma son beneficiarios a diario y con proporcional provecho.

Inversión en carteras colectivas

¿Cuáles son fiduciarias afiliadas que invierten en carteras colectivas?

Las más conocidas de la nación colombiana son:

  • Banco GNB SUDAMERIS
  • Fiduciaria Popular
  • Fiduagraria S.A.
  • Fiduciaria Bogotá
  • Old Mutual Holding de Colombia
  • Fiduciaria Bancolombia
  • Fiduciaria Central
  • Iatú
  • Alianza Fiduciaria
  • Renta 4 Global Fiduciaria
  • Fiduciaria de Occidente S.A. (Fiduoccidente)
  • FIDUCOLDEX (Fiduciaria Colombiana de Comercio Exterior S.A.)
  • FIDUCOOMEVA S.A.
  • Fiduprevisora S.A.
  • DAVIVIENDA Fiduciaria
  • BTG Pactual Colombia
  • Colmena Fiduciaria
  • BBVA
  • CREDICORP Capital
  • Fiduciaria Scotiabank Colpatria
  • Fiduciaria Corficolombiana