Pensión alimenticia en el estado de México

Cuando hablamos de la pensión alimenticia, que es el derecho que concede el ordenamiento jurídico a los hijos menores de edad y mayores cuando aún son estudiantes, en caso de separación o divorcio de los padres nos referimos a la pensión alimenticia en el estado de México que deben recibir los hijos se traduce en la obtención y el manejo de los recursos económicos que se requieren para cubrir las necesidades de alimentos, ropa, calzado, medicinas, esparcimiento, educación, útiles escolares, etc.

pension-alimenticia-en-el-estado-de-mexico-1

Lo que dicen las leyes

Según la regulación de la pensión alimenticia en el estado de México, el derecho a esta manutención se puede exigir hasta que los hijos cumplan 18 años de edad, pero si el hijo es estudiante, este derecho se puede conservar hasta los 21 años.

Se debe advertir que esta relación jurídica es un derecho-deber, porque se constituye en un derecho para los hijos, pero al mismo tiempo es un deber para los padres, y cuando nos referimos a padres, queremos decir progenitores, esto es, tanto al padre como la madres, porque se trata de una obligación compartida en un cincuenta por ciento por ambos.

¿Es la separación la que causa estas solicitudes?

Así es, mientras los padres conviven junto a sus hijos esta carga no es mensurable, pues ambos se esforzarán por cubrir las necesidades de sus menores, pero cuando se separan y cuando se divorcian, surge el problema de que el progenitor separado que no convive con sus hijos, debe entregarle al progenitor que conservó la custodia de los menores, una cantidad de dinero que debería ser el equivalente al cincuenta por ciento del dinero necesario para cubrir las necesidades económicas de crianza, educación, salud, vestido, calzado y recreación.

Pero entremos en materia y comencemos a estudiar los supuestos de procedencia, los requisitos y los organismos que se encargan de obligar al progenitor renuente a que cumpla con su obligación, así como también veremos los casos en los que no proceden estas solicitudes, comenzando por los casos en que puede ser solicitada la pensión alimenticia en el estado de México.

¿En qué casos se debe solicitar la pensión alimenticia?

Cuando el progenitor que no tiene la guarda de sus hijos no cumple voluntariamente con su obligación de suministrar al otro progenitor el dinero que se corresponde entregar en concepto de pensión alimenticia en el estado de México, puede ser obligado a ello iniciando un procedimiento de petición de pensión de alimentos que puede ser un trámite judicial o extrajudicial, con el fin de reclamar la manutención de los hijos o representados, pero previamente se debe conocer cuándo se puede solicitar la pensión alimenticia.

pension-alimenticia-en-el-estado-de-mexico-2

Los supuestos en los que se puede solicitar el cumplimiento de este derecho, según la legislación mexicana, son los siguientes:

  • Que el solicitante tenga la patria potestad o tutela sobre los menores de edad que requieren del suministro de la pensión de alimentos, con independencia del vínculo de consanguineidad que le una a los menores, siempre y cuando tenga a su cuidado la guarda del menor.
  • Que el solicitante se haya divorciado o separado del otro progenitor, los hijos sean menores de edad o no tengan más de 21 años y estén estudiando, y los tenga bajo su guarda, advirtiéndose que en el caso del hijo mayor de edad estudiante, éste podrá tramitar directamente el procedimiento para exigir la pensión de alimentos de sus padres por su propia cuenta.
  • En el caso de la mujer que esté embarazada, durante la ruptura matrimonial o de concubinato, es posible pedir este derecho, con la ventaja de que en caso de las mujeres en estado de gestación, el procedimiento de solicitud de pensión alimenticia en el estado de México se puede tramitar sin la necesidad de requerir un representante legal.

Hay que establecer desde el principio que el caso de mujeres en estado de gestación o que hayan tenido hijos pero  que no han mantenido una relación estable de unión y convivencia con una parejas específica, no podrán solicitar este derecho en beneficio de su no nato o de sus hijos.

Casos en los que no procede o se suspende el otorgamiento de pensión alimenticia

Según la legislación mexicana , hay supuestos en los que, a pesar de haber tenido hijos producto de un matrimonio o de una relación concubinaria estable durante años, resultará improcedente la solicitud de obtención de pensión alimenticia en el estado de México. Los casos en los que resulta improcedente obtener este derecho básicamente son los siguientes:

pension-alimenticia-en-el-estado-de-mexico-3

  • Cuando se desconoce la ubicación del progenitor deudor.  En caso que la madre o el padre del menor estén en paradero desconocido, no podrá saberse el lugar en que se encuentra la persona que debería ser demandada para que cumpla con esta obligación, por ello es absolutamente necesario conocer el lugar en que está domiciliado el demandado, para poder ejercer el derecho a solicitar la pensión alimenticia en el estado de México. en beneficio de los hijos menores de edad.
  • En los casos de relaciones ocasionales en las que no hubo una convivencia o unión estable. En este supuesto, los hijos resultantes de una relación no estable o de relaciones ocasionales no gozarán del beneficio de la pensión alimenticia, a menos que hayan sido reconocidos por el progenitor ausente y tengan su apellido, en cuyo caso son hijos de pleno derecho y se puede exigir la pensión alimenticia en el estado de México.
  • Cuando se compruebe que los ingresos del demandado son menores a los ingresos del demandante. Si el progenitor demandado por pensión de alimentos alega que sus ingresos son inferiores en relación a los ingresos que percibe su ex pareja, éste puede solicitar se le elimine la responsabilidad de cumplir con la pensión alimenticia.

Personalmente, como abogado, opino que este supuesto es contrario a los intereses de los hijos, pues no se trata de que un progenitor gane más o menos que otro, se trata del derecho que tienen los hijos a que sus padres cubran todas sus necesidades. Además recordemos que la pensión alimenticia en el estado de México es una obligación para los padres según la ley, con independencia de que tengan más o menos recursos, en todo caso, la demostración de las ganancias que se obtienen mensualmente sólo debería afectar la cuantía de la pensión, pero nunca ser un supuesto de eliminación.

  • Formalización de unión libre o conyugal. Si el demandante, que normalmente es quien tiene la custodia de los hijos,  llegase a contraer nupcias o establecer una unión de concubinato con una pareja distinta, según las leyes mexicanas, el demandado quedará automáticamente liberado de toda responsabilidad económica para con sus hijos.

 

Este es otro supuesto en el que no podemos evitar opinar sobre las maneras en que se piensan y redactan as leyes y el machismo imperante en la legislación. ¿Este supuesto quiere decir que si la madre de los menores contrae nuevas nupcias o establece una unión formal de hecho, entonces los hijos dejan de ser responsabilidad de su padre y pasan a ser responsabilidad de la nueva pareja de la madre?

Si esto es así, ¿por qué los hijos siguen conservando el apellido y los vínculos de consanguinidad con si padre biológico? ¿Por qué no se permite cambiarle los apellidos a los hijos al patronímico que tenga la nueva pareja de su mamá? Si según la ley los tiene que mantener, entonces ¿por qué no es su padre? Verdaderamente recomendamos a las personas que tengan que ver en algún momento con la modificación de este tipo de normas, que la próxima vez se lo piensen mejor y pongan en contexto cada situación para que se puedan tener mejores normas.

Expresamos aquí que este supuesto no debería existir, porque el padre o la madre biológica nunca dejan de serlo, a menos que ocurra un procedimiento de adopción, en cuyo caso los menores si se convertirían legalmente en hijos de otra persona que no es de su sangre, pero lo normal debería ser que, aunque el progenitor que tiene la guarda de sus hijos contraiga nuevas nupcias, los hijos sigan siendo responsabilidad de sus progenitores, siendo potestativo de la nueva pareja colaborar o no en la manutención de los menores, pero nunca se debería permitir legalmente liberar de la responsabilidad por pensión alimenticia en el estado de México en caso de nuevas nupcias.

  • Que el demandado esté desempleado o no posea los fondos insuficientes para cumplir su obligación. En caso que el demandado por pensión de alimentos llegase a perder su empleo o sus ingresos resultan ser producto de trabajos eventuales y no ser suficientes, el demandado podrá pedir que se suspendan sus obligaciones económicas respecto a sus hijos.
  • Cuando ocurra la emancipación o la muerte del menor. Obviamente al ser un derecho personalísimo de los hijos menores de edad, cuando estas dos condiciones desaparecen, también desaparece con ellos el derecho, por tanto, en caso del fallecimiento del menor o cuando el menor tenga empleo estable o contraiga matrimonio, resultarán improcedentes las solicitudes de pensión alimenticia en el estado de México.
  • Que exista violencia en contra del demandado. Si el acreedor es mayor de edad y comete hechos violentos en contra de su proveedor alimenticio, quedará sin efecto el beneficio económico que estaba recibiendo.

pension-alimenticia-en-el-estado-de-mexico-5

En este supuesto, también resulta oportuno hacer algunas consideraciones; ¿realmente el hecho de que el acreedor sea violento con el deudor de la pensión de alimentos hace que los hijos de ambos pierdan al derecho a recibir el apoyo económico necesario para su crianza, crecimiento y educación? ¿Es eso lo que está diciendo la ley? que por una actividad que no está relacionada con los hijos, estos dejan de percibir el soporte dinerario que necesitan.

Nuevamente debemos recordar que la relación de los padres con los hijos y los deberes y derecho que de ella se derivan deben ser separados de lo que ocurre en as relaciones entre los progenitores, pues se trata de dos supuestos jurídicos totalmente diferentes, y puede ocurrir que los progenitores no se lleven exactamente bien, incluso que haya violencia entre ellos, pero eso no debería eximir a nadie de la obligación alimentaria que tienen respecto a sus hijos.

  • En el caso del mayor de edad que no ha llegado a los 21 años pero deja sus estudios, este factor puede hacer que el hijo pierda su derecho a la pensión de alimentos.

Ya que hemos aclarado algunas dudas sobre el asunto de la pensión de alimentos y expresado nuestras opiniones sobre alguna regulaciones, debemos saber aspectos importantes de los requerimientos principales para solicitar l la obtención de este derecho y lo iremos haciendo en cada aspecto necesario, comenzando por quien es el legitimado activo para solicitar este derecho según la ley.

¿Quiénes pueden pedir pensión?

En esta sección te explicaremos quienes están facultados según las leyes mexicanas para solicitar la pensión alimenticia.

  • El progenitor que ejerce la patria potestad.
  • La persona que tenga bajo su guarda al que necesita alimentos, quien no necesariamente tiene que ser el padre o la madre, puede ser un abuelo o un tío, pero esta relación de guarda debe estar declarada judicialmente.
  • El Tutor que haya sido designado por sentencia judicial, en caso que el menor no posea padres vivos. Y se podría pensar, ¿si el menor no tiene padres vivos, a quién se le va a pedir la pensión de alimentos? y la respuesta, querido lector, es a aquellas personas que administren los bienes propiedad del menor en herencia o, si no tiene bienes, a sus abuelos.
  • Los hermanos y demás parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad, siempre y cuando lo hagan en beneficio del menor.
  • Aquella persona que sin ser representante legal, sin tener la guarda o sin ser tutor, tiene bajo su cuidado al menor que necesita alimentos.
  • Finalmente, a falta de todos los anteriores, el Ministerio Público.

¿Quiénes NO pueden pedir pensión?

Las mujeres que tengan un hijo con un hombre sin mantener una relación de pareja estable o constante no pueden gozar del derecho a una pensión alimenticia.  Observamos aquí otra regulación absurda, pues el derecho no es de la mujer, es del menor de edad, así que, ¿por qué simplemente no se hace una prueba de ADN,? se demuestra quien es el padre y que, con el procedimiento judicial adecuado, sea el Ministerio Público quien determine la filiación paterna del niño, le asignen el apellido de su padre por sentencia y se le obligue a pasar la pensión de alimentos correspondiente.

¿Cómo iniciar una demanda de pensión alimenticia?

Afirman los entendidos en la materia, que la demanda por pensión alimenticia en México es costosa y muy dilatada en el tiempo, esto es otro sin sentido de nuestra legislación.

Estas demandas deberían poder tramitarse de manera gratuita, con la sola intervención del Ministerio Público. Claro que aquel demandante con suficiente dinero, que quiera hacerse representar por un letrado conservará el derecho a hacerlo, pero si en verdad queremos velar por el interés superior del menor, como establece el Convenio de la ONU sobre los derechos del niño, debería ser obligación del Estado mexicano velar por el cumplimiento de las pensiones de alimentos.

Dicho ésto, observemos las situaciones que pueden presentarse:

  • La demanda de pensión de alimentos se debe consignar ante un  juzgado de familia, los que usualmente están ubicados en la sede principal o subsedes de los Tribunales de Justicia.
  • En caso que los beneficiarios de la demanda sean menores de edad, la demanda la debe presentar a su nombre aquella persona que esté ejerciendo su representación, el caso más usual es que el demandante actuante sea uno de los padres.
  • Si el beneficiado es mayor de 18 años de edad, puede consignar la demanda el mismo.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar pensión alimenticia?

Los documentos que deberás tener a mano para solicitar la pensión de alimentos son los siguientes:

  • Acta de nacimiento del menor o menores en beneficio de quienes se está haciendo la solicitud de pensión alimenticia en el estado de México. Se deben consignar las actas de nacimiento, de cada uno de los beneficiarios, en buenas condiciones, totalmente legibles, sin tachaduras ni enmendaduras.
  • Acta de matrimonio, si es el caso, y, según la legislación mexicana aplica en caso que la mujer haya estado desempleada o solo haya desempeñado labores del hogar durante el período en que duró la unión.
  • Lista de necesidades que se deben cubrir con la pensión de alimentos solicitada. En este requisito, se le pide al  demandante que consigne un listado en el que se discriminen las necesidades de los menores a su cargo, que deberán ser cubiertas parcialmente por el demandado en el procedimiento de solicitud de pensión alimentaria. Esta lista normalmente incluye el costo de la salud, alimentación, educación, vestido , vivienda, entretenimiento y los servicios básicos que requiera el menor como odontología, peluquería, ortopedia, ect.
  • Documento que demuestre los ingresos del demandado. Esto quiere decir que el demandante es quien tiene que probar, mediante los documentos pertinentes, que el demandado tiene la capacidad y la solvencia económica para que se otorgue la pensión de alimentos.

¿Cómo tramitar la pensión alimentaria?

Según la legislación mexicana, hay dos formas de tramitar la solicitud de pensión de alimentos, dependiendo del grado de concordia y los convenios que existan entre los progenitores de los menores que requieren la fijación de pensión. Donde tramitar pensión alimenticia en el estado de México.

Trámite extrajudicial

Es el trámite que sería deseable, porque mediante convenios y acuerdos que pueden realizar ambos padres, se puede conciliar la manera en que se va a cumplir con la obligación de manutención por pensión de alimentos de los hijos, así como el monto y su frecuencia, si va a ser mensualmente, quincenalmente o semanalmente; y si que cumplirá en dinero o en especie.

Esto último quiere decir que los padres pueden acordar que la pensión sea pagada mediante la compra del mercado que requieren los hijos para su alimentación, o si se va pagar el colegio y el seguro, o el servicio que requiera el menor, o si el procedimiento se va a limitar a una transferencia de dinero al progenitor que tiene la guarda de los hijos.

Trámite judicial

Si lamentablemente no hay acuerdo posible, entonces hay que recurrir a la vía judicial, que es un procedimiento que se dilata mucho en el tiempo y es considerado difícil, teniendo que acudir a un juzgado de familia, que, luego de varias citaciones, diligencias probatorias y demás actuaciones, determinará el monto de la obligación por pensión alimentaria que debe pagar mensualmente el progenitor que no tiene la custodia de los hijos al otro, para cubrir sus necesidades.

Advertimos que no todos los finales de este procedimiento judicial son felices, pues la decisión puede ser de otorgamiento o no de la pensión de alimentos, ya que obtenerla depende de que se demuestre en el juzgado si el demandado tiene la capacidad económica suficiente o no para hacer frente a la obligación de alimentos para con sus hijos.

Por supuesto, si el demandado es una persona empleada por cuenta ajena, o es una persona que tiene un negocio propio, será más sencillo demostrar los ingresos mensuales, bien sea con un recibo de la nómina mensual o con la declaración del impuesto sobre la renta, que son documentos que se pueden obtener fácilmente, pero cuando se trata de un trabajador autónomo, prácticamente se dificulta mucho poder demostrar los ingresos del demandado.

Debes tomar en cuenta también que las leyes no permiten comprometer un porcentaje de los ingresos del demandado por pensión de alimentos, porque se considera que hay que reservar un porcentaje de los mismos para su propia manutención y, normalmente, se trata de un porcentaje que se obtiene con base en el salario mínimo, así que si los ingresos demostrables del demandado son iguales o inferiores al salario mínimo, no se va a poder probar su capacidad económica para hacer frente a la obligación de pago de la pensión de alimentos.

También el juez tomará en cuenta, a los efectos de conceder la pensión de alimentos, que el perfil legal del demandante sea o no objetivamente bueno, para tomar la responsabilidad de la manutención económica de sus hijos.

Debes estudiar tu situación y analizar los supuestos de procedencia del otorgamiento de la pensión alimenticia en el estado de México, y si decides tramitar el procedimiento, podrás empezar a reunir los requisitos que se exigen, pero siempre es preferible iniciar estas solicitudes por la vía de la conciliación, es decir, por la vía extrajudicial, porque usualmente la tramitación judicial de estos procedimientos causan daños emocionales e inestabilidad en las familias.

¿Cómo se cobra el dinero de una pensión de alimentos y cuánto me toca?

La cantidad de dinero que se concede por concepto de pensión alimenticia en el estado de México se puede calcular de dos maneras por el magistrado y todo depende de cada caso en concreto.

  1. En los supuestos en los que no existen medios probatorios que permitan demostrar los ingresos fijos del demandado, tomando como base una cantidad de salarios mínimos preestablecida.
  2. En el caso en que exista un salario fijo, sobre cuya base se calcula un porcentaje que le es retenido por el patrono al momento de abonarle la nómina y le es entregado directamente al solicitante.

En el segundo caso, el promedio que normalmente los jueces ordenan retener es de un quince por ciento del salario mensual para cada hijo.

¿Qué ocurre cuando no se paga la pensión?

Una vez que la pensión hubiera sido fijada, si el obligado dejara de cancelarla, el encargado de recibirla para mantener a sus hijos tiene la posibilidad de hacer una reclamación civil, mediante una demanda de pensión alimenticia en el estado de México, debiendo agregar a su estimación de la cuantía del juicio otras cantidades por conceptos de responsabilidad penal, que son los impuestos y tasas del juicio y los intereses de mora, y la responsabilidad civil derivada del incumplimiento de la pensión.

Este tipo de demandas son juicios jurisdiccionales de ejecución forzosa, cuya finalidad es cobrarse del patrimonio del deudor una determinada suma de dinero para pagársela al acreedor. Para estos casos se entiende que un deudor de pensión alimenticia en el estado de México es aquel que se niega a pagar pensión por más de 90 días.

Además, el Registro Civil en ciudad de México mantiene un Registro de Deudores Alimentarios Morosos de la Ciudad de México, donde se inscriben a los que no han cumplido con el pago de sus obligaciones alimentarias establecidas judicialmente, por más de 90 días.

Ese listado llevado por el Registro Civil se pasa al Buró de Crédito y al Registro Público de la Propiedad, para entorpecer el historial crediticio del deudor de pensiones de alimentos y si el juicio llega a su final y no ha sido posible cobrar la deudas por concepto de pensión de alimentos, se podrá establecer para el moroso una sanción privativa de libertad que se fijará entre seis meses y cinco años de prisión,

Si te ha interesado esta información te recomendamos leer también:

(Visited 9 times, 1 visits today)
Categorías México

Deja un comentario