Inscripción de la empresa en la seguridad social

Se trata de un acto por el cual el empresario accede a un registro en el que le será concedido un número por la Tesorería General de la Seguridad Social, con el que será identificado y se podrá verificar el cumplimiento de sus sus obligaciones, en el régimen del sistema de la Seguridad Social. Por esa razón es necesario proceder a la inscripción de la empresa en la seguridad social.

inscripcion-de-la-empresa-en-la-seguridad-social-1

La Seguridad Social 

Aquí puede observar cual es el proceso de inscripción de la empresa en la Seguridad Social y momento, modo y lugar de alta de los trabajadores en la seguridad social.

Se trata de  un requerimiento indispensable y previo e indispensable que hay que cumplir antes de que una empresa inicie sus actividades. Se debe solicitar la inscripción en el Régimen General de la Seguridad Social, dejando constancia del ente que va a hacer el trámite o, si se trata de este caso, la entidad mutua que colabora con la Seguridad Social que haya sido elegida para obtener un programa de protección para las contingencias profesionales.

Con ello se pretende poner a disposición de los trabajadores opciones como la prestación económica por incapacidad temporal que deriva de los imprevistos que ocasionalmente se presentan y que son comunes en las relaciones laborales de las personas que presten sus servicios por cuenta ajena en la empresa.

El número que le sea asignado a la empresa será aquel con el que se identificará su principal código de cuenta de cotizaciones. Con este código de inscripción de la empresa en la seguridad social se vincularán todos los demás códigos de cuenta de cotización que se deban asignar a la empresa en cualquier otro momento.

Como les hemos indicado, todos los empresarios deben haber inscrito a sus empresas en la Seguridad Social de forma obligatoria y con carácter previo a sus empresas que van a comenzar sus actividades y no hay coste inscripción de la empresa en la seguridad social.

Inscripción de la empresa en la Seguridad Social

Cuando un empresario vaya a contratar trabajadores por primera vez, tiene que tramitar su inscripción como empresa, antes de proceder a la contratación y a iniciar sus actividades, el ente que va a coordinar su inscripción es en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social cuya oficina se encuentre más cercana al domicilio que va a tener la empresa.

Con la inscripción, el empresario recibirá un código numerado por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social que será también su número principal de código de cuenta de cotización patronal en el régimen de seguridad social.

inscripcion-de-la-empresa-en-la-seguridad-social-2

Bajo ese código patronal, el empresario deberá inscribir a toda persona física o jurídica, pública o privada, que le preste sus servicios, tomando en cuenta si se trata de trabajadores por cuenta ajena o asimilados, esto quiere decir, que todas las personas empleadas que estén comprendidas en cualquier régimen de prestación de sus servicios personales para una empresa, deben ser inscritos por ésta como dependientes en el sistema de la seguridad social, aunque la actividad de la empresa no esté motivada por ánimo de lucro.

Cómo ya hemos dicho, en el instante de hacer la inscripción hay que dejar constancia, en la misma planilla de solicitud o por medio de una declaración anexada de quién va a ser la entidad que va a gestionar el trámite de inscripción, igualmente habrá que indicar si se trata de una entidad que colabora con el sistema, según las normas aplicables en la materia.

Ya hemos indicado que la finalidad de cumplir con esta obligación es la protección tanto de los trabajadores como las empresas, frente a las eventualidades que puedan presentarse, como accidentes laborales y enfermedades profesionales de los trabajadores a su servicio, así como también poder obtener el subsidio económico por incapacidad temporal que pueda surgir como consecuencia de una contingencia común respecto de esos mismos trabajadores.

Naturaleza de la inscripción

Esa inscripción será única y es válida para todos los regímenes del sistema de la seguridad social que se establezcan en todo el territorio del Estado y para toda la vida de la persona física o jurídica propietaria de la empresa, identificando al empresario y las características que lo individualice a efectos de la inclusión en el sistema, así como el número de trabajadores y asimilados que presten sus servicios a aquél, identificando el régimen de la seguridad social que les corresponde, así como los derechos y obligaciones que el mismo establezca.

Las normas obligan a que los empresarios conserven por un lapso mínimo de 5 años, toda la documentación con la que justificó su  inscripción en el sistema de Seguridad Social, junto con el documento de asociación para la protección de las contingencias profesionales y, si ese es el caso, el documento por el que se hizo la selección de la cobertura de la prestación económica por incapacidad temporal.

También deben conservar el documento de afiliación, las notificaciones de alta y de baja de los trabajadores y asimilados y las comunicaciones sobre variaciones y actualizaciones de datos.

Actualización de datos

Los empresarios están en la obligación de notificar a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social cualquier variación que se produzcan en los datos que fueron facilitados al momento de haber hecho la inscripción original y, de ser así, la extinción de la empresa o el cese temporal o definitivo de las actividades de la misma.

inscripcion-de-la-empresa-en-la-seguridad-social-3

Si se trata de notificar el cese de las actividades, habrá que hacerlo dentro de los seis días siguientes a que se haya producido, porque de no hacerlo en ese lapso, se corre el riesgo de tener que seguir pagando las cotizaciones hasta la fecha en que efectivamente pudo notificarse dicho cese.

Obligaciones del Empresario

Si se trata del caso de que un empresario por primera vez va a dar trabajo a personas que ya estén incluidas en el ámbito del Sistema de la Seguridad Social, deberá solicitar de la Tesorería General de la Seguridad Social, por medio de la Dirección Provincial respectiva o a través de las correspondientes Administraciones, su inscripción en la Seguridad Social.

Lo mismo ocurre cuando un trabajador deje de prestar sus servicios para él. Por esa razón el empresario está obligado a notificar, dentro de los lapsos establecidos para ello en las normas, las altas y las bajas, así como las modificaciones de los datos de los trabajadores que vayan a dar comienzo a una actividad laboral a su servicio o que se termine la misma.

Igualmente la ley establece que todo empresario está en la obligación de mantener el alta de sus empleados mientras no se haya extinguido la relación laboral, que será el momento en que cese la prestación de servicios, y, por supuesto, debe efectuar la cancelación de las cuotas correspondientes en los plazos indicados por las normas, en el monto y proporciones que fija la ley.

Momento de alta de los trabajadores en la seguridad social

Existen unos plazos establecidos por las normas que rigen el sistema de seguridad social para que los empresarios hagan las notificaciones correspondientes, y en esta sección del artículo te los vamos a explicar

Cuando se trata de dar de alta en la seguridad social a un trabajador, hay que hacer la notificación antes de que se inicie su prestación de servicios, y se podrá hacer dentro de los 60 días naturales previos al inicio de la relación laboral

Si lo que se quiere notificar los bajas y variaciones de datos, primero debe ocurrir el cese o presentarse la variación y luego el empresario tendrá hasta 3 días naturales para efectuar la correspondiente notificación. En este caso el lapso es muy corto, debido a que si el empresario tarda más de ese tiempo, corre el riesgo de tener que pagar la cotización por el mes de que se trate aunque la relación laboral se haya extinguido.

inscripcion-de-la-empresa-en-la-seguridad-social-4

También el trabajador puede notificar el alta al régimen de seguridad social, con anterioridad al comienzo de la relación laboral, dentro del mismo plazo de los sesenta días naturales anteriores pronosticados para el inicio de la misma, según el apartado 3, del artículo 32 del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

Por otra parte, si al momento de practicar una inspección de trabajo, se constatara que ha existido una notificación de alta extemporánea de un trabajador, que ha sido practicada luego de la actuación de la inspección, no se entenderá efectuada desde la fecha de la prestación de servicios para el alta, sino desde la fecha en que se hubiere llevado a cabo la inspección de trabajo, según decisión del Tribunal Supremo de Cataluña de fecha 26 de noviembre de 1999

Otra decisión del Tribunal Supremo de Justicia en Baleares, de fecha 14 de enero de 2000 dejó establecido que la falta del alta en la Seguridad Social y de cotización no implica la continuación de la relación laboral, sólo que el contrato esté celebrado por tiempo indefinido, pero no justifica la realización efectiva de dicho contrato.

Modo de alta de los trabajadores en la seguridad social

Una vez que se haya consignado el modelo de solicitud oficial (TA.1 o TA.1/1) y su anexos, remitiéndolo a través de medios electrónicos, correo o fax, acompañado del documento de identificación y el número de la Seguridad Social del trabajador. Con carácter previo al inicio de la prestación de servicios del trabajador por cuenta ajena, se entenderá que el trabajador ya está de alta, según los artículos 30, 31 y 40 del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

Lugar de alta de los trabajadores en la seguridad social

Debe efectuarse en la sede de la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o Administración competente de la provincia en la que esté domiciliada la empresa en la que presta sus servicios por cuenta ajena el trabajador o asimilado, también puede hacerse en la que este ubicada en la provincia de la residencia del trabajador por cuneta propia, según el apartado 1 del artículo 27 del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

También se permite consignar la solicitud de afiliación, junto con la documentación que corresponda en otra Dirección Provincial de la Tesorería General o Administración de la Seguridad Social o en los lugares previstos en el apartado 4 del artículo 16 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, y en este caso, la unidad u oficina ante la que se hubiesen presentado tiene la obligación de  remitirlas en el mismo día o al siguiente hábil a la Dirección Provincial o Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social competente para efectuar la afiliación.

En las solicitudes para procesos especiales por la baja de los trabajadores, adicionalmente a la  información de identificación del trabajador, incluyendo el número de la Seguridad Social, hay que colocar la fecha de la baja, la causa y la información relacionada con las características especiales en materia de cotización y acción protectora.

Si se trata de un trabajador por cuenta ajena, hay que colocar la información sobre la identificación del empresario, incluyendo el código de cuenta de cotización al que esté incorporado el trabajador cuya baja se solicita y, también, la fecha de finalización de las vacaciones anuales devengadas y no disfrutadas y que le será pagadas al culminar la relación laboral, según el apartado 3, del artículo 30, del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

Solicitud de afiliación

Las solicitudes de afiliación deben hacerlas los que estén obligados con anterioridad al inicio de la relación laboral por cuenta ajena o de la actividad del trabajador por cuenta propia o autónoma, cumpliendo los mismos requisitos, por las mismas vías y con los mismos supuestos que se exigen para las altas iniciales que se prevén en los artículos 32, 38 y 43, del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero, por el fue aprobado el reglamento general sobre inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores en la seguridad social.

Esta regulación permite que la afiliación puede solicitarse de tres posibles maneras:

1.- Por solicitud del empresario

Todo empresario estará obligado a pedir la afiliación al Sistema de la Seguridad Social de los trabajadores que, sin estar afiliados, empiecen a prestarle sus servicios. Esta solicitud constituirá su alta inicial en el Régimen General, según el artículo 24 , del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

2.- A solicitud instancia del trabajador

Las normas también prevén que el trabajador tiene la obligación de pedir su afiliación cuando trabajen por cuenta propia o sean asimilados a ese tipo de actividades e inicien su trabajo. Si se trata de trabajadores por cuenta ajena y el empresario no ha efectuado la solicitud de alta, la ley los faculta para hacerlos ellos mismos, efectuando la notificación correspondiente para afiliarse al Sistema, según el artículo 25, del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

3.- De oficio

Si se ha comprobado, por medio de una inspección de trabajo, o por otras vías, que el empresario y sus trabajadores no han cumplido con su obligación de solicitar la afiliación al sistema de seguridad social, la Dirección Provincial de la Tesorería de la Seguridad Social podrá hacer la afiliación de oficio e imponer las sanciones a que haya lugar, según el artículo 26, del Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

Documentación para efectuar la solicitud

La solicitud de inscripción del empresario se presentará en la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o Administración que corresponda, debiendo consignar los siguientes documentos:

  • Planilla impresa de inscripción de empresas TA-6, que es el modelo de inscripción de la empresa en la seguridad social.
  • Selección entre el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o Mutua Patronal de Accidentes de Trabajo para el caso de la cobertura de incapacidad temporal de los trabajadores.
  • Original y copia de la escritura de constitución de la sociedad, debidamente inscrita en el Registro Mercantil, si se trata de sociedades mercantiles.
  • Original y copia del Número de Identificación Fiscal (NIF).
  • Copia del Documento Nacional de Identidad del empresario, cuando se trate de empresas individuales, o del representante legal de la sociedad, si se trata de una compañía por acciones. Si el representante no figura como tal en la escritura de constitución de la sociedad, se deberá acompañar el poder notarial en el que consta la representación.
  • Original y copia de la declaración de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas.

¿Quienes se consideran empresarios según la ley?

Se consideran empresarios los siguientes:

  1. El Club o entidad deportiva con la que deportistas profesionales tengan una relación laboral especial.
  2. El organizador de espectáculos públicos respecto de los artistas.
  3. El organizador de espectáculos taurinos respecto de los profesionales taurinos.
  4. Las Diócesis y los organismos supradiocesanos respecto de los clérigos.
  5. El Departamento Ministerial, organismo, o dependencia de quien recibe los haberes para el personal español contratado al servicio de la Administración Española en el extranjero.
  6. El titular del hogar familiar en el Sistema Especial para Empleados de Hogar.
  7. El naviero, armador o propietario de instalaciones marítimas o pesqueras en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.

Si te interesa esta información te recomendamos visitar también:

(Visited 19 times, 1 visits today)
Categorías España

Deja un comentario